El Gobierno encargará una auditoría para aclarar la viabilidad de Fundinorte

El Gobierno encargará una auditoría para aclarar la viabilidad de Fundinorte

Sodercán celebra hoy un consejo extraordinario con la situación de la antigua Greyco como único punto en el orden del día

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

El Gobierno de Cantabria ha dado prácticamente por culminado su apoyo al relanzamiento de Fundinorte, la planta de la antigua Greyco en San Felices de Buelna que gestiona actualmente el Grupo Vela. Un proceso para reflotar una fábrica que se encontraba en fase de liquidación y que posibilitó que en septiembre de 2016 53 empleados volvieran al trabajo después de que las instalaciones estuvieran cerradas durante 20 meses.

Ahora, a pesar de que el Ejecutivo a través de Sodercán y del Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF) ha comprometido 3,3 millones en la aventura industrial -2,2 y 1,1, respectivamente-, las incertidumbres vuelven a emerger en relación al futuro de la factoría, incierto ante una nueva necesidad de circulante según han trasladado ya los empresarios a la Administración autonómica.

Estos nubarrones que se otean en el horizonte llevarán a Sodercán a celebrar hoy un Consejo Extraordinario con la situación de Fundinorte como único punto del orden del día. La intención, según fuentes conocedoras del proyecto, no es otra que encargar una auditoría independiente que ponga negro sobre blanco el estado actual del plan en especial en los ámbitos industrial y financiero.

El Gobierno PRC-PSOE tiene indicios de que la hoja de ruta no ha ido según lo previsto en un primer momento, con desviaciones importantes en la cifra de ventas, lo que habría afectado a las cuentas con las que Fundinorte cerró 2017. De hecho, el Grupo Vela reclamó en octubre una financiación adicional por 1,3 millones que Sodercán rechazó aduciendo falta de disponibilidad presupuestaria.

Fue el primer momento en que los dueños amenazaron directamente con el cierre de la planta, aunque poco después redujeron la intensidad de su órdago. Eso sí, exigieron que la Administración cumpliera con los compromisos pactados, algo que Sodercán y el ICAF entendían que estaban haciendo a falta de transferir 125.286 euros, que aún no se han girado ante las dudas sobre el compromiso de los propietarios con la iniciativa.

El Ejecutivo sospecha que el plan industrial y económico fijado ha sufrido desviaciones

Los gestores sostenían que ya habían invertido 4,7 millones y que los «retrasos» de Sodercán les habían obligado a hacer esfuerzos suplementarios. El ente público, en cambio, siempre ha defendido que cualquier desembolso fuera de lo rubricado debería ir aparejado a un nuevo análisis técnico y de viabilidad.

Verificaciones

Ahora la problemática parece derivar hacia un destino similar, más si cabe teniendo en cuenta que el Ejecutivo ya tiene diversos informes técnicos, como el encargado a Lloyd's el 18 de diciembre. A tenor de su contenido, se estimó oportuno verificar cuestiones relativas a la trazabilidad de los hornos adquiridos para Fundinorte -al parecer, de segunda mano y procedentes de India-; la cartera de clientes; operaciones vinculadas entre grupos; o el cumplimiento de la normativa ambiental y de seguridad en el trabajo, entre otros aspectos.

Las últimas previsiones oficiales que ofreció Fundinorte datan de noviembre. En una visita del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, a la factoría, el presidente del Grupo, Jesús Vela; y el vicepresidente, Martín Vela, explicaron los planes más inmediatos para la antigua Greyco. A saber, llegar a las 5.000 toneladas de fundición en 2018 e incrementar la plantilla en 20 personas para finalizar el año próximo con 80 trabajadores directos.

No obstante, según ha podido saber este periódico, la fábrica mantuvo en 2017 un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sobre su personal, de modo que la media de operarios oscilaba en torno a las 20 personas. En algunos meses incluso esa cifra cayó casi a la mitad.

Revilla aseguró en ese momento que el «horizonte es muy positivo» y centralizó esa recuperación en la apuesta por la antigua Greyco del Grupo Vela, la «tenacidad» de los trabajadores y la «insistencia» del alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares.

millones comprometió el Gobierno de Cantabria en la reapertura de la factoría, de los que todavía faltan por transferir 125.286 euros ante las dudas sobre el compromiso de los dueños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos