Multa a Iberia de 25.000 euros por exigir test de embarazo para contratar a mujeres

Un avión de Iberia. / EFE

La aerolínea asegura que «nunca» ha dejado de contratar por este motivo y que tiene protocolos «muy rigurosos» para no poner en riesgo su salud ni la del feto

EFEPalma de Mallorca

Iberia ha asegurado este lunes que "nunca" ha dejado de contratar a una mujer por estar embarazada y que cuenta con protocolos "muy rigurosos" para proteger a las mujeres encinta, las de plantilla y las aspirantes, para no asignarles tareas que puedan "poner en riesgo su salud y la del feto".

En un comunicado oficial, la compañía recuerda que el 46% de su plantilla son mujeres y el 71% en el caso de las tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), las azafatas. Y lo ha reiterado después de que el Gobierno balear, mediante la Inspección de Trabajo, le impusiera una sanción administrativa de 25.000 euros por considerar discriminatorio que solicitara a las aspirantes un análisis de orina a fin de conocer si estaban embarazadas.

Iberia asegura que sus medidas laborales se encaminan a favorecer el empleo de la mujer, el embarazo y el cuidado de niños pequeños; prueba de ello es que en 2016 el 38% de sus azafatas se acogieron a la reducción de jornada para cuidado de menores.

Durante este verano, en pleno "pico de actividad productiva", al 42% de las azafatas de largo radio se les ha reducido la jornada por la misma razón, de acuerdo con las figuras recogidas en el actual convenio colectivo.

La gerente de Prevención Laboral de Iberia, María Teresa García, ha declarado que en atención a la "sensibilidad" que genera el actual protocolo de protección de mujeres embarazadas se dejará de incluir la prueba del embarazo en el reconocimiento médico de ingreso.

"No obstante", la compañía continuará poniendo todas las medidas necesarias para que las mujeres embarazadas trabajen con "todas las garantías y máxima seguridad", tal y como se ha venido haciendo hasta ahora. ha señalado García.

La propuesta de sanción la planteó la Inspección de Trabajo del Gobierno balear tras supervisar hace alrededor de un año ese proceso de selección, después de haber tenido conocimiento de que una persona que se negó a someterse a dicha prueba fue expulsada del mismo, han informado fuentes de la Consejería.

La compañía aérea alegó que la prueba se llevaba a cabo por motivos de seguridad, con el objetivo de proteger a trabajadoras que estuvieran embarazadas y aplicar el protocolo de prevención de riesgos laborales adecuado a estos casos.

Después de la contratación

La Inspección de Trabajo impuso la sanción tras desestimar dichas alegaciones al considerar que la obligación de informar sobre la situación de embarazo no es adecuada durante un proceso selectivo, sino después de la contratación. La aerolínea puede plantear recurso de alzada contra dicha sanción y también podría impugnarla por vía judicial.

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha solicitado este mismo lunes a Iberia que modifique el procedimiento de selección de personal y que la información de posible embarazo "sea inmediato" tras la contratación y nunca antes.

Para el sindicato, la prueba de embarazo "puede ser exigible" a las trabajadoras en aplicación de los protocolos de prevención de riesgos, pero ha precisado en una nota que "nunca a una aspirante inmersa en un proceso de selección". UGT ha recordado, además, que una mujer "no tiene la obligación de informar previamente" a su contratación sobre un posible embarazo para optar a un puesto de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos