Incertidumbre de los trabajadores de Fundinorte ante la falta de noticias

Fundinorte (Greyco), en San Felices de Buelna. /DM
Fundinorte (Greyco), en San Felices de Buelna. / DM

La empresa ultima gestiones para intentar llegar a un acuerdo con el Gobierno y el martes informará a la plantilla

M. A. SAMPERIO SANTANDER

El silencio en torno a la situación en Fundinorte ha sido la tónica de la semana, lo que ha hecho crecer la incertidumbre entre los trabajadores que se temen lo peor. Al parecer, la empresa podría estar realizando gestiones para intentar llegar a un acuerdo con el Gobierno y tras una primera oferta, que fue rechazada por el Ejecutivo, trasladó una segunda que es en la que se está trabajando. Estas gestiones han supuesto que la reunión entre la empresa y los representantes de la plantilla prevista para ayer se traslade al martes, día en el que se espera tener toda la información sobre el futuro de la compañía.

La antigua Greyco que pasó a denominarse Fundinorte fue adquirida por el Grupo Vela y contó con el apoyo de Sodercán, pero en la actualidad se encuentra en crisis, según se desprende de las diferentes auditorías que se han realizado. Sin embargo, no todo parece perdido por que hay una serie de recomendaciones planteadas como es el aumento de la producción, captación de nuevos clientes, etc.

Por su parte, la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria (Sodercán) está dispuesta a aportar hasta 352.000 euros a Fundinorte para apoyar la viabilidad de la empresa siempre que el Grupo Vela suscriba tres compromisos firmes: regularizar las deudas vencidas e impagadas generadas durante el presente año (estimadas en algo más de 600.000 euros sólo hasta marzo); presentar un plan industrial que permita alcanzar una producción de al menos 400 toneladas al mes; y presentar un plan comercial que acredite el ritmo de recuperación de clientes en base a pedidos en firme. Precisamente, este es uno de los principales intentos de la empresa que había solicitado 1,3 millones de euros al Gobierno para poder seguir con el proyecto industrial. Sodercán realizó una auditoría y desaconsejó esa aportación sin que se cumplieran una serie de condiciones, entre ellas la cartera de pedidos.

En cuanto a la plantilla, se encuentra en casa con un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sobre sus espaldas y con el miedo evidente a un futuro que no ven claro teniendo en cuanta que ya vivieron la pesadilla de la amenaza del cierre de Greyco y meses de movilizaciones que acabaron con el inicio del nuevo proyecto de Fundinorte, que se consideraba ilusionante y con garantía de futuro.

Hay que recordar que en noviembre del año pasado Fundinorte anunció que la planta de San Felices de Buelna, la antigua Greyco, tenía previsto llegar a las 5.000 toneladas de fundición en 2018 e incrementar la plantilla en 20 personas para finalizar el año próximo con 80 trabajadores directos. Las 1.000 toneladas de fundición del 2017 estaba previsto que pasarán a 5.000 este año y a 20.000 en 2020.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos