El fisco no perdona a los vivos

Reunión para la aprobación de los Presupuestos Generales de Cantabria/Alberto Aja
Reunión para la aprobación de los Presupuestos Generales de Cantabria / Alberto Aja

La presión tributaria que afecta a las personas es más severa que en otras autonomías, pero mejoran las condiciones a la hora de heredar | Los tipos de Cantabria sobre las rentas más altas se sitúan a la cabeza de España, mientras que territorios como Madrid apuestan por lo contrario

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

En pleno debate sobre la financiación autonómica, otro elemento clave a la hora de dirimir el músculo financiero y la competitividad de un territorio es el de la fiscalidad: los ingresos que entran en caja vía impositiva y las políticas que permiten generar actividad económica y empresarial. En el panorama actual queda claro que para lanzarse a analizar el puzzle tributario español hay que hacerlo pertrechado con lupa y una buena brújula. No es sencillo a la vista de la disparidad en función de cada comunidad. Hay una legislación básica del Estado, pero los gobiernos regionales tienen amplias facultades para incrementar la presión impositiva en la práctica totalidad de los gravámenes directos, los que lastran la renta de las personas, el patrimonio o la transmisión de éste. Un auténtico sudoku articulado en función de escalas variadas, tipos diversos y diferentes bonificaciones condicionadas.

Una comparación transautonómica tampoco es sencilla, pues mientras unas comunidades ofrecen una baja presión fiscal en algún impuesto, en otros la endurecen. Pese a ello, un reciente estudio realizado por la firma Cuatrecasas permite apreciar el atractivo de cada territorio. En el caso de Cantabria, no hay excesivas ventajas para las personas con rentas y patrimonios más elevados, esto es, aquellas que suelen encontrarse en los centros de toma de decisiones de las empresas.

Más claro aún. Cantabria no trata bien a sus contribuyentes mientras éstos están vivos -siempre en términos relativos y en comparación con otros puntos de la geografía nacional- pero el panorama mejora cuando sus ciudadanos fallecen, de modo que los herederos sí tienen buenas bonificaciones.

A esta radiografía de Cuatrecasas, elaborada a finales del ejercicio pasado, hay que agregar los cambios introducidos tras la negociación del Presupuesto de Cantabria para el año 2018, que han incorporado algunas deducciones en Sucesiones y Donaciones, en especial para las cuantías más bajas.

Así las cosas, en el Impuesto sobre la Renta, la comunidad cántabra se halla entre las de mayor presión fiscal para las rentas más elevadas, con un tipo del 47% por encima de los 60.000 euros y del 48% si superan los 90.000. Mientras tanto, Madrid es la comunidad que ofrece el tipo más bajo, con un 43,5%, en lo que representa una clara estrategia de atracción de contribuyentes de ingresos elevados

En el caso de Patrimonio, Cantabria se encuentra en una aparente zona media, entre la dureza Aragón, Galicia, Valencia o Andalucía y el 'confort' de la capital nacional o La Rioja. En cuanto a Donaciones, desde Cuatrecasas no aprecian beneficios significativos, aunque la reforma fiscal del Ejecutivo ha introducido un tipo del 1% entre cónyuges, descendientes, adoptados y tutorizados hasta 50.000 euros.

En cambio, el panorama sí mejora a la hora de heredar, con bonificaciones del 90% en cantidades por encima de los 200.000 euros.

El enigma de las transmisiones

Más allá de estos gravámenes, los retoques impositivos introducidos con el nuevo Presupuesto cántabro tras la negociación parlamentaria y el apoyo del diputado del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio arrojan nuevos interrogantes a juicio de los expertos fiscalistas consultados. Tal es el caso del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales de bienes muebles de segunda mano, que en rentas declaradas por debajo de 30.000 euros aumenta su gravamen hasta el 8%, mientras que por encima de esa cifra los compradores tributan al 10%, al igual que en una vivienda nueva. Las dudas giran en torno a cómo se delimitan esas rentas, más si cabe en el caso de matrimonios y su reparto de bienes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos