La inflación se mantiene en noviembre el 1,6% pese al alza de los carburantes

La inflación se mantiene en noviembre el 1,6% pese al alza de los carburantes

La previsión del Gobierno es que los precios acaben el año en el 1,1%

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Tras los vaivenes del primer semestre del año, la inflación parece haber encontrado cierta estabilidad. En noviembre se mantuvo en el 1,6% interanual, lo que significa la misma tasa que en octubre y dos décimas menos que en septiembre. Por tanto, los precios de la cesta de la compra dan un respiro a los consumidores a pesar del encarecimiento de los carburantes, según el dato adelantado hoy por el INE.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la previsión del Gobierno es que la inflación acabe el año en el 1,1%, lo que significa que debería producirse una significativa caída de precios en el último mes del año. Sin embargo, ese escenario estará muy marcado por la evolución de los precios de la energía. Precisamente, los países productores de la OPEP deciden esta semana si mantienen el recorte de producción para estabilizar el precio del petróleo por encima de los 60 dólares.

Hay que tener en cuenta que fueron los productos energéticos, más volátiles, los que provocaron el fuerte alza de la inflación a comienzos de 2017. De hecho, en enero y febrero la tasa del IPC se situó en el 3% y no fue hasta junio cuando se estabilizó al rededor del 1,5%, una vez absorbido el efecto escalón provocado por los bajos precios del crudo de comienzos de 2016.

En cuanto al IPC armonizado (homogéneo en toda la UE) la tasa en noviembre se mantuvo también sin cambios en el 1,7%. Sin embargo, se mantiene por encima del 1,4% registrado en la zona euro en octubre -último dato disponible-. Esta brecha perjudica la competitividad vía precios de las exportaciones españolas -lo contrario de lo que ocurrió en los años anteriores gracias a la inflación negativa-. Un escenario que ya se refleja en el índice de tendencia de competitividad, que en los tres primeros trimestres del año es negativo respecto a los países de la moneda única.

Menos poder adquisitivo

Una vez más, si en una semanas el INE confirma la tasa de inflación del 1,6% en noviembre, implicaría una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas, que apenas vieron este año cómo su paga se revalorizó un 0,25% -el mínimo que marca la ley-. Una menor capacidad de compra para este colectivo que se suma a la registrada en 2016 cuando el IPC acabó el año en el 1,6% y las pensiones se habían incrementado de nuevo el 0,25%.

Asimismo, también perderán capacidad de compra los trabajadores, ya que la revalorización pactada por convenio en octubre se situó en el 1,4%. Es decir, dos décima inferior al alza de los precios. Por ese motivo, los sindicatos reclaman que un incremento salarial acorde con la recuperación económica y con la evolución del IPC.

De hecho, UGT ya ha adelantado su propuesta de elevar un 3% los salarios de cara a la negociación colectiva de 2018. Sin embargo, desde la patronal CEOE ya han advertido que su intención es presentar una iniciativa similar a la de 2017, que proponía subidas de entre el 1,2% y el 2,5% sin cláusula de revisión por el IPC.

Temas

Ine, Ipc, Pib

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos