El juzgado da luz verde a la oferta de la familia Huerta por Conservas Fredo

Imagen de archivo del exterior de la empresa, instalada en el polígono industrail de Laredo, con un cartel que ponía «Fredo paga lo que debes». /DM .
Imagen de archivo del exterior de la empresa, instalada en el polígono industrail de Laredo, con un cartel que ponía «Fredo paga lo que debes». / DM .

El compromiso de mantener los 48 puestos de trabajo ha sido una de las claves para la aceptación definitiva de la propuesta

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

Cantabria Family Investment, sociedad perteneciente al grupo empresarial de la familia Huerta, ha adquirido Conservas Fredo de Laredo con una inversión valorada en 5,5 millones de euros, según informaron en la jornada de este martes los administradores concursales de la conservera.

La oferta del grupo inversor cántabro, aprobada este martes por el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander, incluye, entre otros, el pago por la venta de la unidad productiva; la asunción de los créditos contra la masa; la garantía en el mantenimiento de los 48 contratos de los trabajadores en plantilla por un periodo de dos años; el abono de las deudas de la Seguridad Social y tributarias de la empresa; y la inversión necesaria para reanudar la actividad.

LAS CIFRAS

5,5
millones de euros invertirá la Familia Huerta en hacerse con la empresa.
1,1
millones se destinarán a adecuar las instalaciones e inyectar liquidez a la conservera.

Según divulgó Europa Press, el proceso de venta de la compañía culmina con un auto fechado el pasado 29 de marzo en el que se da luz verde a la transmisión de la unidad productiva solicitada por la administración concursal.

A comienzos de marzo los administradores diseñaron y ejecutaron un proceso de venta en el seno del plan de liquidación presentado al Juzgado que recogía la adjudicación de la unidad productiva al grupo inversor cántabro Horizontal Family Investment, que se postulaba a través de su sociedad Cantabria Family Investment para devolver a la concursada la actividad que perdió el pasado 31 de octubre de 2017, cuando entró en fase de liquidación.

Desde la administración concursal se destaca que la oferta presentada, por un valor económico total de 5,5 millones, «promete asegurar esta vuelta a la producción de la conservera de Laredo en los próximos meses».

Estabilidad y liquidez

Esta cantidad supone, entre otros, el pago de las deudas laborales, de Seguridad Social y tributarias reconocidas tras la insolvencia; así como el aseguramiento de la continuidad de su plantilla, invirtiendo además 1,1 millones en adecuar las instalaciones e inyectar liquidez para que pronto se vuelva a poner en marcha la cadena de producción.

El compromiso de mantenimiento de los 48 puestos de trabajo ha sido «uno de los motivos más valorados» en el proceso de adjudicación. La administración concursal añade que este acuerdo, vigente para los próximos dos años, ha sido celebrado por la plantilla y ha motivado el informe favorable del comité.

La transmisión de la unidad productiva será efectiva en el plazo máximo de 30 días desde la firmeza del auto. A partir de este momento la conservera laredana iniciará su nueva etapa liderada por los Huerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos