El Ibex rompe con cinco jornadas en positivo y abandona los 8.900 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)
  • El selectivo pierde un 0,6%, afectado por los malos datos llegados desde EE UU

El selectivo español estaba en positivo y casi, casi atacando los 9.000 puntos, hasta que a las cuatro de la tarde se vino abajo y entró directamente en pérdidas, para terminar el día dando un último cambio en los 8.899 puntos, lo que supone un recorte del 0,6%. El selectivo español acumulaba cinco sesiones consecutivas de ascensos. 

El detonante de esos descensos repentinos vino de Estados Unidos, con la publicación del índice de gestores de compras del sector servicios correspondiente al mes de agosto y que cayó desde los 55,5 puntos hasta los 51,4 puntos, cuando los expertos esperaban un descenso, pero que no lo llevara muy por debajo de los 55 puntos. Se trata del peor dato de los seis últimos años. El sector servicios se une al manufacturero, cuyo indicador de actividad se conoció la semana pasada, en su repentina debilidad. Wall Street, que comenzaba la sesión con ligeros descensos, se dio la vuelta, aunque el Nasdaq se salvaba de los números rojos. Quizás los inversores prefieran subidas de tipos si ése es el precio de una economía fuerte, antes que mantener el precio del dinero a cambio de una economía más débil. 

El indicador macro americano reduce la probabilidad de una subida de los tipos de interés en septiembre, como así recogió el euro, que se apreció con respecto al dólar superando de nuevo el nivel de 1,12 unidades, hasta 1,1235 dólares por euro. El billete verde caía, además, un 0,91%, respecto a la cesta de principales monedas del mundo. Esta última es la mayor caída que sufre en cinco semanas.

Además, la rentabilidad de los bonos, que ya venía cayendo desde por la mañana, intensificaba su descenso. Con ello, el interés de los títulos españoles a diez años retrocedía hasta el 0,93%, mientras que el de sus comparables alemanes se colocaba en el -0,11%. También a la baja la rentabilidad de los bonos americanos, que retrocedió desde el 1,60% hasta el 1,55%. 

En este comportamiento pueden estar influyendo las expectativas sobre la próxima reunión del Banco Central Europeo, el jueves, que podría anunciar un alargamiento en el tiempo del programa de compra de bonos, así como modificaciones en su aplicación, para primar los activos de los países que más apoyo necesitan frente a los alemanes. 

Las noticias de Estados Unidos no sólo tumbaron al selectivo español, sino que sucedió lo mismo en toda Europa. El único indicador que logró esquivar las pérdidas en el Viejo Continente fue el Dax alemán, que cerró con un avance del 0,14%. El peor de todos los indicadores fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 0,80%. A continuación, el PSI-20 de Lisboa y el Ftse 100 británico, que perdieron un 0,78% cada uno. El Cac 40 francés terminó con un recorte del 0,24%. 

La banca muestra su vulnerabilidad

En el selectivo español, IAG fue el valor más rentable, con una revalorización del 1,84%. A continuación, Aena, que se anotó un 1,08%. Ferrovial, por su parte, ganó un 0,82%. Técnicas Reunidas, Red Eléctrica y Grifols registraron ganancias de alrededor de un 0,40%. Pocos valores más lograron terminar al alza: Amadeus, Meliá, Viscofán, ACS, Telefónica y Cellnex.

En rojo, los valores que se mostraron más vulnerables a la reducción de la probabilidad de una subida de tipos en Estados Unidos fueron los del sector financiero. Así, Bankia registró una caída del 3,06%. A continuación, Popular, Bankinter y el Sabadell, que se dejaron más de dos puntos porcentuales. CaixaBank, por su parte, retrocedió un 1,96%. Entre los peores, también BBVA, que perdió un 1,83%. El Santander, mientras, cedió un 1,31%. 

En Europa ocurrió lo mismo: en el Eurostoxx 50, Deutsche Bank es el peor, con un recorte del 2,57%, seguido de Société Générale e Intesa San Paolo, que se dejaron un 1,98% y un 1,83%, respectivamente. Entre los diez peores, también, además de los bancos españoles, Unicredito, BNP Paribas e ING. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Sniace fue el mejor valor, con una subida del 7,77%, seguido por Coemac, Prisa, Euskaltel, Catalana Occidente e Inypsa, que ganaron más de un 3%. En rojo, Urbas fue el peor, con un descenso del 8,33%, seguido de Telepizza, que se dejó más de un 7%, tras haber caído más de un 9% en la sesión de ayer, coincidiendo con la presentación de sus resultados del primer semestre del año. 

El crudo, a la baja, y el oro, al alza

La caída del dólar no ayudó a subir el precio del crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 1,91% al cierre de la sesión europea, para colocarse en los 46,72 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también cotizaba a la baja: retrocedía un 1,19%, hasta perder el nivel de los 44 dólares. Ello debido a que la cooperación que escenificaron Rusia y Arabia Saudí para lograr la estabilización de los precios del crudo no ha venido acompañada de medidas concretas para lograrlo. 

El oro, en cambio, se reforzaba: el oro ganaba casi un punto porcentual, hasta los 1.339 dólares la onza. Es la cuarta sesión seguida de ganancias para el oro. 

Temas