Los grandes valores e Iberdrola sostienen al Ibex-35

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Paco Campos (Efe)
  • IAG encabezó los ascensos, con una subida del 6,13%. En rojo, el peor fue Aena, con un descenso del 2,43%

El selectivo español comenzaba la jornada en verde, intentando atacar los 9.200 puntos, pero a partir de pasadas las diez de la mañana se venía abajo, para marcar mínimos del día pasadas las once y media de la mañana en los 9.110 puntos. A partir de ahí, intentó ir recuperando posiciones, algo que culminó después de las cuatro de la tarde. Al cierre, el índice logró terminar en positivo, con una revalorización del 0,37%, para dar un último cambio en los 9.173 puntos.

La remontada definitiva del selectivo español tuvo que ver con lo que ocurría al otro lado del Atlántico. El Dow Jones abría en negativo, pero a partir de las cinco de la tarde entraba en positivo, a pesar del peso que le suponía la fuerte caída de Apple tras haber presentado unos resultados decepcionantes en la noche de ayer. Ello, gracias a la publicación de buenas referencias de la economía estadounidense. En primer lugar, el índice de gestores de compras del sector servicios americano, que pasó de los 52,3 puntos hasta los 54,8 puntos, cuando se esperaba que se colocara en los 52,5 puntos. También batieron expectativas las cifras de ventas de viviendas nuevas, que crecieron un 3,1% en septiembre en comparación con el mes anterior, cuando se esperaba un recorte del 1,5%. Además, las cuentas presentadas por Boeing sentaron muy bien, puesto que al cierre de la sesión subía un 3,40%.

Estas referencias provocaron una potente subida de las rentabilidades de los bonos a nivel global. El rendimiento de los títulos españoles a diez años subió desde el 1,08% hasta el 1,13%, mientras que el de sus comparables alemanes pasaba desde el 0,02% hasta el 0,09%. Y el de los estadounidenses, desde el 1,75% hasta el 1,79%, lo que ayudaba a los bancos americanos a registrar un 'rally' que llevó al índice sectorial americano a marcar su mejor nivel este año.

No sólo se debió a los buenos datos publicados en Estados Unidos. También contribuyó a ello las declaraciones del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, en el Parlamento británico, que fueron interpretadas casi como una alarma sobre la inflación y, por tanto, una advertencia respecto a que podría no haber más estímulos monetarios en el Reino Unido.

Junto al repunte de los intereses de los bonos a nivel global, vimos un repunte del euro: la moneda comunitaria avanzaba un 0,25% al cierre de la sesión europea, hasta el nivel de 1,0916 unidades desde cotas por debajo de 1,09 en que comenzaba la jornada.

En terreno positivo, únicamente acompañó al selectivo español el Ftse Mib de Milán, con una subida del 0,29%. El resto de índices terminaron en rojo: el Ftse 100 británico fue el peor, con un descenso del 0,85%. El Dax alemán, por su parte, se dejó un 0,44%, mientras que el PSI-20 de Lisboa y el Cac 40 francés se dejaron alrededor de un 0,15%.

Los descensos pudieron tener que ver con las decepciones que propinaron algunas compañías con sus cuentas, como Bayer y Vinci, que cedieron un 1,45% y un 1,23%, respectivamente. También, Antofagasta, al anticipar una caída de la producción de cobre el año que viene, lo que le llevó a caer un 3,24% en la Bolsa de Londres.

Resultados con diferente acogida en España

Aunque, más que de referencias económicas, de lo que estuvo pendiente el mercado fue de los resultados empresariales que se presentaron y que fueron muchos. Entre las compañías del Ibex-35, destacaron las cifras de Santander y Bankia. También, de Iberdrola, Acerinox y Abertis.

En positivo cotizaron los números del Santander, que terminó el día con una subida del 0,38%. También las de Iberdrola: la eléctrica se anotó un 0,83% al cierre. Pero no las de Bankia, que al cierre perdía un 1,12%, ni las de Acerinox, que retrocedió un 1,31%. Además, Abertis se dejó un 0,07%.

Aunque el peor del día fue Aena, con un descenso del 2,43%, tras haber presentado sus resultados tras el cierre de la jornada de ayer. Dia se colocó después, con un retroceso del 2,33%, tras haber caído más de un 6% el martes tras presentar sus números del tercer trimestre. En tercer lugar se colocó el Popular, que se dejó un 2,25%, dos días antes de presentar sus cuentas entre julio y septiembre. Merlin Properties, ArcelorMittal y Mediaset se dejaron más de un punto porcentual.

IAG fue, por su parte, el valor más rentable, con una subida del 6,13%, después de que trascendiera que British Airways ha acordado pagar 335 millones de euros al año en su plan de pensiones más una cantidad basada en niveles de caja, lo que le dará flexibilidad para pagar dividendos a su matriz, el holding de aerolíneas IAG. Además, los inversores parecen estar cerrando posiciones cortas ante los resultados que presentará el viernes.

Después se colocó BBVA, que hace públicas sus cuentas mañana, con una subida del 2,03%. Gas Natural y Bankinter también se anotaron más de un punto porcentual. Después del cierre sería el turno de que Mediaset y Ferrovial presentaran sus resultados del tercer trimestre.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía por tercera sesión consecutiva, para colocarse en los 50,15 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdía un 0,75%, hasta los 49,15 dólares. El precio del oro también se movía a la baja: al cierre, perdía un 0,46%, hasta los 1.267 dólares.