El Ibex-35 pierde los 8.800 tras un retroceso semanal del 4,45%

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. / Mariscal (Efe)
  • El selectivo cierra el día con un recorte del 0,99%, para dar un último cambio en los 8.791,60 puntos

Pérdidas para terminar la semana en Europa, mientras los índices de Wall Street se movían ligeramente en positivo tras encadenar ocho sesiones consecutivas de descensos. El tímido rebote que registraba la Bolsa de Nueva York tras su secuencia más larga en negativo desde el año 2008 y después de marcar niveles baratos desde el punto de vista técnico no se contagió a Europa. Así, el selectivo español cerró el día con un recorte del 0,99%, para dar un último cambio en los 8.791,60 puntos. El índice comenzaba la semana levemente por encima de los 9.200 puntos.

El Ftse 100 británico fue el peor índice del día, con un recorte del 1,43%, debido a la nueva apreciación de la libra que sigue a la reunión del Banco de Inglaterra y a la decisión de la justicia del país sobre el procedimiento hacia el 'Brexit': tendrá que ser el Parlamento, y no el Ejecutivo, el que lo ponga en marcha. Le siguió el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 1,36%. El Cac 40 francés lo hizo algo mejor, al retroceder un 0,78%, mientras que el Dax alemán perdió un 0,65% y el Ftse Mib de Milán, un 0,62%.

Con la última sesión de pérdidas para los indicadores, engordaron los descensos que ya registraban todos los índices del Viejo Continente en la última semana. El selectivo español sumó un recorte del 4,45% en las cinco últimas sesiones, porcentaje similar al que se había anotado en todo el mes de octubre. Le ganó en pérdidas el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 5,80%, mientras que el Ftse 100 británico cayó un 4,33%. El Dax alemán también retrocedió algo más de un 4%, mientras que el Cac 40 francés perdió un 3,76%.

Y también se incrementaron las pérdidas de los emergentes en el balance semanal, que vivieron su segunda semana seguida de caídas, mandando las valoraciones hasta su nivel más bajo de los cuatro últimos meses. Y ello porque se teme que Donald Trump, si gana las elecciones, provoque con sus medidas proteccionistas perjuicios a los países emergentes más exportadores, en primer lugar, a China, pero también a México, por su ligazón a Estados Unidos y, a continuación, a todos los demás, por sus interconexiones.

Amadeus, el mejor; Indra, el peor

En el selectivo español, sólo cuatro valores cerraron la sesión en positivo. Amadeus fue el que más ganó, con una subida del 1,50%, seguido del Sabadell, que se anotó un 0,92%. Gas Natural y Enagás, con sus ganancias del 0,38% y del 0,14%, completaron la lista de valores al alza. Entre los peores, pero ya en verde, Bankia, Popular y Mediaset, que fueron los únicos que perdieron menos de medio punto porcentual.

En rojo, Indra fue el peor, con un descenso del 3,59%. Después se colocó IAG, que perdió un 2,98%. Acciona y ArcelorMittal fueron los otros dos valores que cayeron más de dos puntos porcentuales. A continuación, Dia, que perdió un 1,85%, mientras que Ferrovial se dejó un 1,73%. CaixaBank, Telefónica y Mapfre perdieron alrededor de un 1,6%. Entre los grandes, también el Santander se colocó entre los peores, con un descenso del 1,33%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Abengoa 'B' fue el valor más rentable, con una subida del 10%, seguido de Dogi, que se anotó un 4,22%. En rojo, los peores fueron San José, con una caída de cerca de un 10%, mientras Quabit, Urbas y Coemac bajaron más de un 8%.

En las cinco últimas sesiones, el único valor del Ibex-35 que se ha salvado de las pérdidas ha sido IAG, con una subida del 0,41%. En rojo, el peor ha sido el Popular, con un descenso del 8,11%. Algo parecido ocurrió en el Eurostoxx 50, donde el único valor que terminó en positivo fue Sanofi, con un tímido avance del 0,18%, en contraste con Adidas, el peor, que se dejó más de un 11%.

El empleo americano, los bonos y las divisas

La influencia de la publicación del informe de empleo americano correspondiente al mes de octubre fue mínima, al menos en la renta variable europea. La tasa de paro cayó al 4,9%, la cifra más baja desde antes del estallido de la gran recesión, mientras que la tasa de subempleo retrocedió desde el 9,7% hasta el 9,5%. El salario por hora promedio en tasa mensual subió un 0,4%, por encima del 0,3% estimado y en tasa interanual el crecimiento fue del 2,8%, por encima del 2,6% estimado. Se trata, además, del mayor incremento de los salarios desde el año 2009. Bien es verdad que hubo una pequeña decepción en términos de creación de empleo, puesto que en octubre fueron 161.000 los empleos generados, frente a los 173.000 estimados. Aunque ello se produjo después de una revisión al alza de las cifras de septiembre desde los 156.000 nuevos puestos de trabajo hasta los 191.000.

El mercado, tras conocer estos datos, puede tener la sensación de que la economía estadounidense se encuentra lo suficientemente sólida como para aguantar una subida de tipos, la que pueda decidir la Fed al mes que viene. De hecho, el informe de empleo pone de manifiesto que la economía no va a poner ningún obstáculo a la subida del precio del dinero que pueda tener lugar el mes que viene.

En la renta fija, vimos caídas en las rentabilidades de los bonos más seguros: el interés de los títulos americanos a diez años retrocedió hasta el 1,78% desde niveles por encima del 1,80%. Y también bajó la rentabilidad de los títulos a dos años, más sensibles a las previsiones sobre el precio oficial del dinero. 

En Europa, vimos reducción del rendimiento de los títulos del centro, de Alemania: el interés del 'bund' bajó del 0,15% al 0,13%. Los intereses de los bonos de la periferia, en cambio, registraron subidas: el del título español, desde el 1,22% hasta el 1,25%. El rendimiento de los títulos italianos, desde el 1,69% hasta el 1,74%. Con ello, las primas de riesgo de ambos se ampliaron hasta los 112 y los 160 puntos básicos, respectivamente. 

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones respecto al billete verde al término de la sesión: al cierre avanzaba un 0,15%, hasta rondar el nivel de 1,1120 unidades. 

En el mercado de materias primas, continuaban los descensos: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,88%, hasta los 45,48 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también cotizaba a la baja: caía un 1,32%, hasta los 44 dólares. 

El oro, sin embargo, capitalizando otra vez la aversión al riesgo, ganaba un 0,10%, para mantenerse sobre los 1.300 dólares la onza.

Temas