El Tesoro coloca 3.325 millones pero cobra menos en las letras a 9 meses

Billetes de euro.
Billetes de euro. / Daniel Roland (Afp)
  • La demanda ha superado ampliamente lo adjudicado en la primera puja de este tipo de papel desde la constitución del nuevo Gobierno

El Tesoro Público ha colocado este martes 3.325,26 millones de euros en letras, cerca del máximo previsto de 3.500 millones, y ha profundizado en los tipos negativos a 3 meses, pero ha rebajado lo que cobra a 9 meses.

En concreto, el objetivo previsto por el organismo adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad era de entre 2.500 y 3.500 millones de euros, con lo que lo captado por el Tesoro se ha situado en la parte alta del rango de la meta marcada.

La primera puja de este tipo de papel desde la constitución del nuevo Gobierno de la XII legislatura se ha cerrado con una demanda de 7.150,38 millones de euros, con lo que ha superado ampliamente los 3.325 millones adjudicados y supone más del doble de lo finalmente vendido entre los inversores.

Última colocación del mes

En concreto, el organismo público ha colocado 465 millones de euros en la subasta de letras a tres meses a un tipo medio del -0,396%, más negativo que el -0,387% de la emisión previa del pasado 18 de octubre, mientras que el marginal ha pasado del -0,386% al -0,391%. La ratio de cobertura -diferencia entre lo demandado y lo finalmente adjudicado- ha sido de 4,6 veces, frente a las 6,6 veces de la subasta anterior del mismo tipo de papel.

Por su parte, en la emisión de letras a 9 meses, el Tesoro ha colocado 2.860,26 millones de euros a un tipo de interés medio del -0,275%, en este caso menos negativo que el -0,299% de la subasta anterior. El tipo de interés marginal ha sido del -0,272%, frente al-0,296% de la emisión anterior al mismo plazo. En este caso, la demanda también ha sido menor que en la emisión previa (1,8 veces lo adjudicado frente a las 2,2 veces de la subasta anterior).

El Tesoro Público mantiene así la senda de reducción de tipos de interés en las emisiones de deuda a más corto plazo, en las que sigue cobrando a los inversores, pese a la mayor tensión generada en los mercados ante las expectativas de una subida de la inflación y de los tipos de interés en Estados Unidos. No obstante, ha cobrado menos a los inversores por las letras a 9 meses.

La subasta de este martes ha sido la última colocación del Tesoro este mes, después de que el pasado jueves captase en los mercados 3.858,43 millones de euros en una subasta de Bonos y Obligaciones del Estado en la que se elevó el coste de financiación en todas las referencias.