Brasil lleva al Ibex-35 a perder los 10.700 puntos

Brasil lleva al Ibex-35 a perder los 10.700 puntos
  • El selectivo español cierra la sesión con un descenso del 0,94%, para dar un último cambio en los 10.684,90

Nueva sesión de fuertes descensos en los mercados de renta variable europeos. A la crisis política de Estados Unidos, cuyo último episodio es el nombramiento de un fiscal especial, Robert Mueller, para investigar la relación entre Rusia y la nueva Administración americana se ha unido la de Brasil, en la que está directamente involucrado el presidente brasileño, Michel Temer. Éste, de acuerdo con audios de los que se ha conocido su existencia, según publica el rotativo local O Globo, habría avalado el soborno de un empresario a un potencial testigo en la investigación de un escándalo de corrupción.

El selectivo español, muy sensible a todo lo que ocurre en América Latina, por la importante exposición que tienen sus principales compañías al área, registró un comportamiento diferencial negativo respecto al resto de índices europeos. Así, el Ibex-35 cerró con un descenso del 0,94%, para dar un último cambio en los 10.684,90 puntos. En cambio, el Ftse Mib de Milán logró terminar con un leve avance del 0,07%. El Dax alemán, por su parte, perdió un 0,33%. El Cac 40 francés se dejó algo más de medio punto porcentual y el PSI-20 de Lisboa bajó un 0,85%, casi lo mismo que el Ftse 100 británico.

El índice llegó a marcar mínimos muy por debajo de los niveles del cierre: poco por encima de los 10.550 puntos. La apertura de Wall Street tendente a los números verdes redujo las caídas que sufría toda Europa, pero el componente brasileño provocó que el selectivo español no lograra aprovechar del todo esa mejora del tono en Estados Unidos.

Y es que la Bolsa brasileña sufría una caída del 8,5% al cierre de los mercados del Viejo Continente. En dólares, la caída es de un 17%, debido al fuerte descenso sufrido por el real brasileño, que ronda el 7%. La rentabilidad de sus bonos en dólares a diez años subía del 4,5% hasta el 4,95%.

El mercado había celebrado muchísimo que el año pasado Michel Temer, liberal, se hiciera con el Gobierno brasileño tras sacar del poder a Dilma Rousseff por escándalos de corrupción. Temer fue elegido para la presidencia del país hasta el que debía ser el final del mandato de Rousseff, en 2018, y se esperaba de él que llevara a cabo una política reformista y pro mercado que ha cotizado muy positivamente en los activos financieros del país. También en los españoles, al reducirse su prima de riesgo ligada a América Latina. ¿Está toda esa subida en riesgo ahora que parece que el nuevo gobierno parece que tampoco es demasiado limpio? Ahora los expertos de Schroders hablan de la posibilidad de unas elecciones ya este año y del incremento de la probabilidad de una victoria de Lula.

Víctimas españolas de Temer

Lo cierto es que las compañías españolas con negocio en el país latinoamericano, como Mapfre y el Santander sufrieron muy fuertes descensos, de un 4,84% y de un 3,69%, respectivamente. Algo menos sufrió Telefónica con su retroceso del 1,33%. En el Mercado Continuo, la compañía más damnificada fue Duro Felguera, que cayó un 8,5%, seguida de Elecnor, Prosegur Cash y Prosegur, que retrocedieron más de cinco puntos porcentuales. Éstas fueron las únicas empresas que bajaron más que Mapfre. Entre los peores valores del mercado español también se colocaron Inypsa, Ezentis y OHL, que fueron las otras pocas que bajaron más que el Santander.

Descensos también para Bankia, que retrocedió un 2,46%, así como para el Popular, que retrocedió un 2,10%. Entre los bancos, caídas también para BBVA, que se dejó un 0,82%. Bankinter, por su parte, se dejó algo más de medio punto porcentual.

Entre los grandes valores, también pérdidas para Repsol, Inditex e Iberdrola, que bajaron un 1,05%, un 0,28% y un 0,01%, por ese orden.

En verde, Grifols fue el mejor, con una revalorización del 0,79%, mientras que Cellnex ganó un 0,77%. Meliá y ACS avanzaron entre un 0,6% y un 0,7%. Entre los bancos, Sabadell y CaixaBank se salvaron de las pérdidas, con ganancias de un 0,28% y de un 0,24%, respectivamente.

La mejora del tono de Estados Unidos no se vio únicamente en la Bolsa americana. También se observó en el mercado de divisas, con el dólar recuperando algo de tono. Así, el euro, al cierre de la sesión europea, perdía alrededor de un 0,3% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,1125 unidades. Respecto al conjunto de principales monedas del mundo, el dólar se encontraba prácticamente plano.

En el mercado de bonos, los intereses siguieron cayendo en algunos mercados, como en Estados Unidos o en Alemania y Francia, pero a menor velocidad que en los dos últimos días. Así, el rendimiento de los bonos americanos bajaba desde el 2,22% hasta el 2,20%, mientras que el de los títulos alemanes retrocedía desde el 0,37% hasta el 0,34%. En España y en Portugal los rendimientos de los títulos se mantenían estables. Por eso, las primas de riesgo sufrieron, aunque muy ligeramente.

El precio del oro registró su primera caída después de cinco sesiones consecutivas de subidas: retrocedió un 0,44% para colocarse en los 1.255 dólares la onza.

El crudo, en cambio, continuó al alza: el barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 0,77%, hasta los 52,61 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 0,82%, hasta rozar los 50 dólares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate