París demanda a Airbnb por alquileres sin permiso de viviendas

París demanda a Airbnb por alquileres sin permiso de viviendas
AFP

Denuncia a la plataforma por no haber eliminado los anuncios de alquileres de personas que no han declarado sus propiedades correctamente ante el Ayuntamiento

COLPISA/AFP

La turística ciudad de París, primer mercado mundial para Airbnb, convocó ante la justicia al gigante estadounidense por no haber eliminado de su plataforma los anuncios de alquileres de personas que no han declarado sus propiedades correctamente ante el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento parisino convocó también ante los tribunales al sitio de alquileres alemán Wimdu, por la misma razón. La audiencia tendrá lugar el 12 de junio, anunció el jueves a la AFP Ian Brossat, adjunto de la alcaldesa de París Anne Hidalgo, encargado del tema de vivienda.

La capital francesa, como otras ciudades en todo el mundo, han endurecido las reglas de funcionamiento de Airbnb frente a quejas de hoteleros y residentes que creen que los alquileres vacacionales están alimentando la especulación inmobiliaria. En noviembre de 2017, París estableció a 120 el número de días que una persona puede alquilar su casa por año.

Desde diciembre, se les ha exigido a los propietarios que utilizan Airbnb que se registren en la alcaldía y que su número de registro figure en el anuncio para que las autoridades puedan verificar que se cumple con el límite de 120 días. Sin embargo, Airbnb y Wimdu «no han retirado los anuncios que no tienen un número de registro», denunció Brossat, y agregó que «una abrumadora mayoría de 84% de los anuncios» incumplía esta norma.

«La regulación de alquileres turísticos amoblados en París es compleja, confusa y más adecuada para los profesionales que para los particulares», declaró el gigante estadounidense en un comunicado, en el que tachó de «decepcionante» la decisión de la capital francesa.

«Alentamos a París a seguir el camino de otras ciudades como Londres, Berlín y Barcelona, con las cuales hemos trabajado eficazmente para tomar medidas de sentido común para promover la renta responsable de apartamentos amueblados para turistas y evitar abusos», agregó Airbnb. Wimdu se declaró por su parte «sorprendido» por la decisión. El grupo lamentó no haber recibido ninguna «comunicación» previa.

En caso de que no ambas plataformas no retiren los anuncios que violan la ley, el ayuntamiento de París exigirá que paguen una multa de 1.000 euros por día de atraso y de 5.000 euros por día por cada nueva publicación que no tenga un número de registro.

Temas

Paris

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos