Pymetal confía en un nuevo encuentro para acercar posturas sobre el convenio

Delegados sindicales de CC OO y UGT se movilizaron el pasado lunes y se manifestaron por las calles de Santander. /Alberto Aja
Delegados sindicales de CC OO y UGT se movilizaron el pasado lunes y se manifestaron por las calles de Santander. / Alberto Aja

CC OO y UGT explican el bloqueo de la negociación en las empresas e insisten en la disposición al diálogo, pero también a movilizarse

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

La patronal Pymetal no ha salido al paso de la movilización protagonizada el pasado lunes por los delegados de CC OO y UGT del sector siderometalúrgico que escenificaron el malestar por el bloqueo de la negociación del convenio 'estrella' de Cantabria ya que afecta a más de 20.000 trabajadores y a un buen número de empresas. Sin embargo, fuentes cercanas a los empresarios indican que son relativamente optimistas en que en un próximo encuentro, que podría producirse la próxima semana, se puedan acercar las posturas en torno a los incrementos salariales ya que se estima que «la diferencia es de unas décimas».

CC OO y UGT, por su parte, están explicando por las diferentes empresas la situación de bloqueo que se vive en las negociaciones con Pymetal y la posibilidad de que, si no hay avances en nuevos encuentros, se tenga que llegar a la convocatoria de movilizaciones, incluida una huelga.

Los sindicatos explicaron el pasado lunes durante su movilización que la patronal está ofreciendo un aumento salarial del 1,3% (1,1% + 0,2%) y que quiere cerrar un convenio hasta 2019 «para evitar que les afecten las negociaciones nacionales entre patronal y sindicatos, donde se habla de hasta un 3% de subida de salarios para este 2018». Esta subida salarial supondría un euro al mes, según se apuntó.

Sólo 5 ó 6 décimas de aumento salarial separan las posturas, pero hay otros temas

Por su parte, CC OO y UGT han ofrecido a la patronal la posibilidad de acordar cuanto antes el convenio para 2017 y así tener algo más de margen para negociar 2018 e incluso años posteriores, pero la patronal «se ha cerrado en banda y quiere firmar tres años sin hablar de nada más que no sean salarios». En la asamblea se explicó que hay muchos más aspectos que negociar «para recuperar los derechos perdidos durante la crisis y por culpa de la reforma laboral de 2012», aunque la patronal no quiera hablar de ello.

Principio de acuerdo en el convenio del comercio del metal

Mientras el convenio siderometalúrgico está bloqueado, hoy mismo se podría firmar el del comercio del metal, lo que es una buena noticia para este sector que lleva desde 2012 sin un pacto. Aunque no existía una especial prisa por llegar a acuerdo porque el convenio anterior se consideraba en vigor mientras no se firmara otro, lo cierto es que después de varios años se ha logrado un avance para un incremento de dos décimas por encima del IPC.

El convenio del comercio del metal afecta a más de 5.000 trabajadores y más de 900 empresas, ya que abarcan un amplio abanico en el que se incluyen las joyerías.

Al comenzar 2018 más de 56.000 cántabros se encontraban a la espera de que su convenio colectivo, de sector o de empresa, se pactara para renovar sus condiciones laborales.

Claúsula de subrogación

UGT y CC OO proponen para el pasado año 2017 un incremento salarial del 1,8% ó 1,9%, en la media de la subida del convenio del sector de toda España frente al 1,3% que ofrece la patronal, de modo que la diferencia es de medio punto, unas 5 ó 6 décimas. Además, plantean a Pymetal introducir en el convenio la cláusula de subrogación, algo que llevan intentando sin resultado desde hace ya tiempo. Este tema se considera especialmente importante.

Lo cierto es que hace unos días Pymetal reconocía, en base a la encuesta que realiza a sus asociados, que la situación de las empresas había mejorado claramente y que 2018 iba a ser un buen año y se mostraba dispuesta a incrementos salariales además de a mantener e incrementar sus plantillas. Concretamente, un 24% de los encuestados se mostraba dispuesto a contratar a más personal. La patronal valoró también que el desempleo en el sector se había reducido en 9.000 personas en los dos últimos años.

Desde los sindicatos recogen esta valoración para insistir en que la patronal puede realizar el esfuerzo para pactar los incrementos que están solicitando, lo que acercaría un poco más a los trabajadores a la recuperación del poder adquisitivo.

Habrá que esperar a la semana que viene para ver si se produce un nuevo encuentro negociador, lo que sería deseable para evitar un conflicto que afecta a un importante colectivo de empresas y trabajadores de la región. Los años se crisis económica frenaron las reivindicaciones, pero la recuperación conlleva las lógicas peticiones de mejora.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos