Banco Santander retoma la negociación del ERE en sus servicios centrales

Banco Santander retoma la negociación del ERE en sus servicios centrales
AFP

El pasado jueves, la dirección del banco accedió a rebajar en 200 trabajadores el número de salidas contemplado

DM

Banco Santander retomará este martes el proceso de negociaciones con los sindicatos en relación al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicará la entidad en el marco de la integración de sus servicios centrales en España con los de Banco Popular.

Ambas partes se han emplazado a una nueva reunión hoy después de que el pasado jueves la dirección de Banco Santander accediese a rebajar en 200 trabajadores, hasta un total de 1.384 efectivos, el número de salidas contemplado en el proceso.

En la última reunión, el banco cántabro también se comprometió a reducir la edad de los trabajadores que se podrán acoger a las prejubilaciones hasta los 55 años, desde los 58 propuestos inicialmente.

En este sentido, Santander ofrece, por el momento, el 65% del salario para los trabajadores de entre 55 y 58 años y el 75% para aquellos cuya edad está comprendida entre los 58 y 61 años además de una prima de 3.000 euros. Para los empleados con más de 62 años, Santander propone el pago de una anualidad más estos 3.000 euros.

En cualquier caso, tanto CCOO como UGT consideran que, a pesar de que el banco haya accedido a reducir en un 12,6% el número de bajas propuesto inicialmente, la cantidad sigue siendo excesiva, e intentarán seguir rebajándola en las reuniones posteriores.

En relación a las bajas incentivadas, Santander ha puesto sobre la mesa una oferta de 35 días por año trabajado con un máximo de 28 mensualidades más 500 euros por año completo de antigüedad y otra prima que oscila entre 3.500 y 25.000 euros, también en función de la antigüedad, para los trabajadores de entre 45 y 54 años. Hasta los 44 años, Santander ofrece las mismas condiciones, pero limita el número máximo de mensualidades a 24.

Esfuerzo mayor

Los sindicatos consideran que esta oferta es «insuficiente» porque estiman que el Grupo Santander puede hacer un esfuerzo mayor y afirman que ambas partes se encuentran «lejos de llegar a un acuerdo».

En este sentido, fuentes de UGT indicaron que las condiciones del ERE de 2016 en Santander eran «el referente» en el proceso actual de negociaciones, por lo que el sindicato podría aceptar a una propuesta similar a la de entonces.

Este acuerdo contemplaba una indemnización de 40 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades para los trabajadores de entre 50 y 54 años con dos primas añadidas.

Una de ellas oscilaba entre los 4.000 euros para los trabajadores que contaran con menos de cinco años de antigüedad y de 30.000 para aquellos con más de 25. La otra contemplaba el pago de 2.000 euros por cada trienio cumplido en el banco.

Los sindicatos entienden que Santander tiene que limitar el número total de salidas y continuar realizando mejoras «sustanciales» de su planteamiento inicial, tanto en las condiciones de las bajas incentivadas, como en los traslados a empresas del grupo para evitar la posibilidad de que se produzcan despidos forzosos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos