El TC fija en 37,5 horas semanales la jornada laboral de los empleados públicos de Castilla-La Mancha

Emiliano García-Page.
Emiliano García-Page. / Ismael Herrero (Efe)
  • El Alto Tribunal rechaza el recurso del Gobierno de García-Page contra la ampliación de esta jornada que decidió la expresidenta Cospedal

El Tribunal Constitucional considera nula e inconstitucional la ley aprobada en las Cortes castellano-manchegas a finales del pasado año que establecía en 35 horas semanales la jornada laboral de los empleados públicos de la Junta de Castilla-La Mancha. Esa ley tumbaba otra norma anterior que aprobó el Gobierno de María Dolores de Cospedal y que fijaba en 37,5 horas semanales la jornada de los 70.000 empleados públicos de Castilla-La Mancha.

Aquella ampliación se efectuó al inicio de la anterior legislatura, cuando el Ejecutivo de Cospedal acometió un plan de recortes que incluía el despido de cientos de interinos y un mayor esfuerzo de los funcionarios y laborales, que se veían obligados a trabajar media hora más al día. Eran las conocidas como "horas Cospedal".

El actual Gobierno autonómico de Emiliano García-Page derogó esta última norma mediante otra ley que acabó siendo recurrida por el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado mes de enero. Ahora, el Tribunal Constitucional estima este recurso al entender que la ley autonómica invadía competencias del Estado. En concreto, la sentencia indica que fijar la jornada de trabajo en 35 horas a la semana "contradice la jornada general de trabajo mínima de 37,5 horas del sector público, incluido el personal estatutario, establecida en los Presupuestos Generales del Estado de 2012".

Los sindicatos seguirán luchando

Contra esta sentencia no cabe recurso en España, por lo que habría que acudir a instancias europeas. En el caso del Gobierno de Castilla-La Mancha, el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha adelantado este viernes que la próxima semana convocará a los sindicatos a una reunión para analizar la situación. "Es un día triste para los empleados públicos de esta región y para quienes queríamos mejorar la calidad de los servicios públicos", ha declarado.

Por su parte, Chelo Cuadra, coordinadora del Área Pública de CC OO en Castilla-La Mancha, ha anunciado que "trabajaremos para que un nuevo Gobierno de España derogue o modifique la ley estatal de 2012 de tal forma que las comunidades autónomas tengamos capacidad legal para recuperar derechos recortados a los empleados públicos".

Desde el PP, el portavoz en las Cortes castellano-manchegas, Francisco Cañizares, ha manifestado que "Page sabía que había fórmulas legales para modificar la jornada laboral pero prefirió cambiar la ley para buscar la confrontación con el Gobierno de España". "Le invitamos a que aplique medidas que se han acometido en ayuntamientos y diputaciones, como horarios de cortesía y de formación, para que los funcionarios puedan disfrutar de 35 horas semanales, que también es el deseo del PP", ha añadido.