UGT denuncia la falta de reconocimiento de enfermedades profesionales en Cantabria

Celedonio Martínez

En los siete primeros meses se han registrado en la región 198, en su mayoría relacionadas con agentes físicos, la segunda comunidad con menos número de ellas

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

A primera vista el dato podría resultar positivo: Cantabria es la segunda comunidad autónoma en la que menos enfermedades profesionales se registraron durante los siete primeros meses del año. Pero la realidad es otra y UGT denuncia que en Cantabria se «camuflan» muchas de estas patologías como enfermedades comunes y apenas hay casos reconocidos vinculados a problemas respiratorios, cutáneos y a agentes químicos y, además, es una de las siete comunidades donde «nunca» se declara una enfermedad por factores crcinógenos.

En Cantabria, de enero a julio, se detectaron 198 enfermedades profesionales reconocidas por el ministerio -solo Extremadura tuvo menos, con 118-. De estas el 52% implicaron baja laboral y seis de cada diez correspondieron a mujeres.

«Que haya pocas enfermedades profesionales reconocidas podría interpretarse como un buen dato, aunque el problema no es que no existan sino simplemente que no se las reconoce como tales, con el perjuicio que ello conlleva para el trabajador enfermo y para el propio sistema público de salud porque son tratadas como enfermedades comunes, no vinculadas al trabajo», advierte Mónica Calonge, responsable regional de Salud laboral de UGT.

El 84% de las enfermedades reconocidas corresponden a agentes físicos, que son «más fáciles de demostrar», pero se infravalora al resto. Aún así, UGT plantea que «algo está fallando» si la mayor parte de las enfermedades tiene que ver con trastornos musculoesqueléticos y la situación es común a todos los sectores.

El informe de UGT matiza que de las 198 enfermedades profesionales reconocidas en Cantabria a lo largo de este año, sólo un 9% son por problemas de la piel, poco más de un 3% por agentes químicos (7), un 2% por agentes biológicos (4) y apenas un 1% por problemas respiratorios relacionados con la inhalación sustancias tóxicas (2 enfermedades profesionales).

El sindicato hace tiempo que demanda en Cantabria una investigación y un programa de vigilancia epidemiológica «que ayude a destapar todas las enfermedades profesionales que están pasando camufladas como enfermedades comunes». De hecho, Calonge precisa que aquellas comunidades autónomas que han apostado por investigar el origen de las enfermedades registran una mayor número de enfermedades profesionales y mejores sistemas para combatirlas.

UGT también reivindica un mayor esfuerzo para la declaración oficial de los trastornos psicosociales, incluidos en la lista de enfermedades profesionales por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el año 2010 ante su proliferación en el actual sistema laboral.

En este sentido, Calonge recuerda que el año pasado en España apenas se registraron 96 enfermedades profesionales no traumáticas vinculadas a trastornos mentales, cuando en realidad hubo entre 13.000 y 32.000 ingresos hospitalarios por este motivo vinculadas al trabajo.

Fotos

Vídeos