Patronal y sindicatos, «muy cerca» de establecer un salario mínimo por convenio de 1.000 euros

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (d) y Unai Sordo./Efe
Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (d) y Unai Sordo. / Efe

La negociación colectiva para 2018 podría cerrarse con una subida de entre el 2% y el 3% para 2018

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La negociaciones son así: en ocasiones la situación se da la vuelta en el momento más inesperado y el acuerdo pasa por verse casi inalcanzable a estar al alcance de la mano. Y así ha sucedido ahora con el pacto salarial que desde hace varios meses negocian sindicatos y patronal: en apenas unos días se ha dado un giro importante y la situación -que era de bloqueo total- se ha desatascado. No hay acuerdo cerrado, ni siquiera principio de acuerdo -según recalcan con insistencia desde ambas partes, casi como si temieran que por contarlo pudiera desvanecerse-, pero al menos ahora hay un claro avance. Eso sí lo reconocieron ayer tanto las organizaciones de los trabajadores como los empresarios.

«Las negociaciones están muy avanzadas», admitió el propio Pepe Álvarez, secretario general de UGT, en declaraciones a la radio, precisando que el acuerdo está «muy cerca». Algo más cauto se mostró el presidente de la CEOE, Juan Rosell, que negó que el pacto fuera a ser inminente en otra entrevista de radio. «Vamos a intentarlo», aseguró Rosell.

Hay dos razones poderosas para que la negociación del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) se haya desencallado, después del fracaso del año pasado. La primera -y la más importante para los sindicatos- es que la patronal parece dispuesta a ceder a la reivindicación de UGT y CC OO de que se fije un salario mínimo por convenio de 1.000 euros al mes repartidos en 14 pagas. No será para este año, ni para el que viene, pero sí se han comprometido -según las fuentes cercanas a la negociación- a que así quede establecido de manera progresiva hasta 2020. Así, dentro de tres años (periodo de vigencia del acuerdo), habrá una recomendación por convenio de un salario mínimo de 14.000 euros brutos anuales, que se suma al salario mínimo interprofesional de 11.900 euros (850 euros al mes) que ya pactaron previamente con el extinto Gobierno de Mariano Rajoy.

La otra pata del pacto salarial es la subida generalizada. Si hasta ahora la oferta de los empresarios de un incremento fijo de hasta el 2%, más otro punto adicional variable, era inaceptable para los sindicatos, el hecho de eliminar una 'preposición' pocas veces habrá significado tanto. La CEOE insiste en su oferta del 2%, pero renuncia a incluir el 'hasta' que había mantenido hasta ahora. Y es que las organizaciones de trabajadores no lo admitían porque de esta forma podía darse el caso de que las remuneraciones se congelaran o que apenas se incrementaran un 2%, porque esta horquilla así lo permitía. Ahora, si se ratificará «en el entorno del 2%» o simplemente «en el 2%», los sindicatos se dan por satisfechos porque eso significa que la recomendación que darán con carácter general es subir un 2% los sueldos, que incluso pueden llegar al 3% con ese punto adicional variable que queda a merced de la productividad de la empresa -aunque también falta por ver si aquí se incluyen otros elementos como evolución del empleo, reducción del absentismo, formación, etc.-. «Una subida del 0% hasta el 2% era inaceptable, pero ahora realmente estamos hablando del 3%, por lo que se recupera poder adquisitivo», precisaron fuentes sindicales.

Nada dicen por el momento de la controvertida cláusula salarial, una de las líneas rojas por las que fracasó el acuerdo el año pasado. Desde los sindicatos no dan la batalla por perdida y siguen manteniendo esa petición -al menos aunque sea algo simbólico para recuperar esa figura-, pero parece difícil que lo consigan, pues la oposición de la patronal es total.

Pese a que las posturas han avanzado, los sindicatos por el momento no desconvocan las manifestaciones que tienen previstas para el próximo 16 de junio, pues ya advirtieron que este año o había acuerdo o habría un proceso de movilización creciente. Todo parece indicar ahora que habrá pacto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos