Los sindicatos, preocupados por la pérdida de población activa en Cantabria

El consejero de Economía ve posible acabar 2018 con menos del 10% de tasa de paro

DM .
DM .Santander

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota, ha afirmado este jueves que el ritmo de reducción del paro «se va a acelerar a partir de ahora», y ha estimado que al cierre de 2018, la región «puede estar rondando» el 10% de tasa de paro «e incluso bajar de los dos dígitos».

Tras valorar en rueda de prensa los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, el consejero se ha mostrado convencido de que Cantabria seguirá en la senda de la reducción del desempleo y registrará «buenos datos de empleo en los próximos meses», en vista de la buena evolución de los indicadores en la industria y los servicios.

Sota ha dicho que el hecho de ser una región «cumplidora», genera «confianza y nos da una proyección de cara al exterior», y ha recalcado que quienes «tienen capacidad para difundir esta posición» deberían hacerlo porque «es bueno para Cantabria». Se ha referido así al ministro de Fomento y exalcalde de Santander, Iñigo de la Serna, al que ha vuelto a reprochar que «hace poco» dijera en un foro que Cantabria está «a la cola de todo».

Los sindicatos no comparten el positivo punto de vista del consejero de Economía y centran su valoración sobre las cifras del paro en la pérdida de trabajadores activos que ha sufrido la región.

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, considera «más que preocupante» que la región pierda sólo en el primer trimestre de este año 5.500 activos laborales, un 2% de la población activa, que «se han desvinculado del mercado de trabajo y han pasado a la inactividad».

Según destaca Ibáñez, es la mayor disminución en términos absolutos de la población activa en Cantabria en un primer trimestre del año desde que existen estadísticas oficiales (1977) y sitúa a Cantabria en los niveles más bajos de los últimos 12 años.

Ibáñez recuerda que los 269.100 activos contabilizados por la EPA en el inicio de 2018 «es el número más bajo en estas fechas desde el año 2006, cuando había 266.400».

Ver más

CCOO matiza que las cifras son «más que engañosas»

También Comisiones Obreras de Cantabria ha valorado positivamente las cifras del paro del primer trimestre del año reveladas en la Encuesta e Población Activa (EPA), pero ha recordado que la región ha perdido 2.000 ocupados y 1.700 asalariados, por lo que las cifras son «más que engañosas».

«Imaginamos que ahora todo serán felicitaciones por el hecho de que Cantabria lidere el descenso relativo del paro a nivel estatal, pero la realidad es que la EPA muestra un mercado laboral precario y una situación preocupante para aquellos que llevan más de dos años buscando empleo sin éxito», ha advertido la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla.

Hay 3.500 desempleados menos, pero CC OO ha incidido en que la EPA también muestra la pérdida de 2.000 ocupados y la reducción de 1.700 asalariados en sectores «clave» de la economía Cántabra (400 en industria o 900 en la agricultura).

USO cree que esta EPA refleja la «inactividad económica»

La secretaria general de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi, cree que la EPA del primer trimestre dibuja un retrato de la realidad en la que se ha «instalado» la región. «La inactividad económica, sólo empujada por el turismo estacional, deja un mercado laboral con una población activa y un número de ocupados muy por debajo de la media del Estado, siendo acusado este descenso en este último trimestre. Ello es un síntoma claro del envejecimiento de la población y del éxodo de jóvenes que buscan una oportunidad en otros mercados», interpreta USO.

Para Mercedes Martínez, el descenso del número de parados que refleja la actual EPA «no puede ser valorado como un efecto de una mejora de la economía cántabra. Cada vez menos ciudadanos residentes en nuestra región están buscando empleo, cada vez menos población está ocupada, es decir, una Cantabria más inactiva y subsidiada».

«Echar gente de Cantabria no es solución», señala CEOE

Desde CEOE-Cepyme consideran que la salida de 5.500 personas del mercado laboral tiene el aspecto «falsamente positivo», ya que muestra sobre el papel una reducción de la tasa de paro (del 13,47% al 12,45%) que sería la mayor bajada de las Comunidades autónomas (-9,46%).

El presidente de la patronal, Lorenzo Vidal de la Peña, señala que «echar de Cantabria a la gente no puede ser el remedio para bajar los datos de desempleo».

También ha añadido que «la empresa demuestra cada día que está dispuesta a hacer su parte en esta apuesta por tirar hacia delante de la economía cántabra, pero no puede hacerlo sola».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos