Quién y cómo accederá a las ayudas para alquilar o comprar casa

Carteles de viviendas en venta. / Avelino Gómez I EP

Se centran el alquiler para jóvenes y mayores con bajos ingresos o familias desahuciadas, y en la adquisición de inmuebles zonas rurales

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Las prioridades del nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 que ha aprobado el Consejo de Ministros pasan por «favorecer el mercado del alquiler y la rehabilitación rural de inmuebles», tal y como indicó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Además, se concentrará en las «familias y personas más vulnerables», como los jóvenes con bajos ingresos, mayores con necesidades especiales y hogares que hayan sufrido procesos de ejecución hipotecaria. Está prevista una inversión de 1.440 millones de euros –350 millones para este primer año–, que se financiarán entre el Estado y las comunidades:de cada 100 euros de la Administración central, la región aportará 10 por los primeros 70 estatales, y 20 por los otros 30 aportados por el Estado. Estas serán las actuaciones, los destinatarios y los requisitos de los solicitantes.

Hasta 390 euros al mes para alquilar

Fomento ha rescatado la antigua renta de emancipación para los jóvenes con la que se ofrecerá una ayuda al alquiler para menores de 35 años, que se extiende también a mayores de 65. Esta vez no será un importe fijo –la ideada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero eran 210 euros al mes–, sino una cuantía que irá en función del alquiler. Se subvencionará el 50% del importe mensual del arrendamiento para jóvenes y mayores–un 40% para el resto de la población–, hasta un recibo máximo de 600 euros. Si el alquiler supera esa cifra en «casos justificados», como ocurre en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, cuyos precios son muy elevados, se subvencionarán hasta 900 euros. Para ese tramo entre 601 y 900 euros, la bonificación será del 30% en todas las edades. La ayuda alcanzará, como máximo, los 390 euros para los jóvenes y mayores –330 euros para el resto–. Para beneficiarse de esta medida, cuya duración es de tres años, los ingresos deben ser inferiores a tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples): unos 1.611 euros al mes.

400 euros para desahucios

Las familias vulnerables que hayan sufrido un proceso de ejecución por impago de un alquiler o de la hipoteca podrán acceder a una ayuda para sufragar el 100% del arrendamiento de la vivienda habitual en la que se encuentren residiendo tras el desahucio, con un límite máximo de 400 euros mensuales. La renta de ese hogar no puede superar los 1.611 euros al mes, o 2.148 euros para familias numerosas y personas con discapacidad. Además, el plan «instará» a la banca y a otro tipo de propietarios a poner en alquiler las viviendas que tengan desocupadas para familias vulnerables, aunque no se les obligará a hacerlo.

Hasta 10.800 euros en compras

A los menores de 35 años que vivan en municipios con una población inferior a 5.000 vecinos y que adquieran una vivienda se les ofrece una ayuda del 20% sobre el precio de compra del inmueble, siempre que éste no supere los 100.000 euros. La cuantía máxima de la subvención será de 10.800 euros. El inmueble debe ser el domicilio habitual del titular durante cinco años y los ingresos mensuales no pueden superar los 1.611 euros mensuales.

Promoción del alquiler

El plan contempla ayudas a la construcción de viviendas destinadas al alquiler a precio tasado durante 25 años. Puede tratarse de promociones de titularidad pública, como hasta ahora, pero también de privadas, cuyo precio debe ser de hasta 5,5 euros por metro cuadrado. Además, se habilita un nuevo programa de promoción o rehabilitación de viviendas con servicios e instalaciones comunes adaptados para mayores o personas con discapacidad, que se destinarán al alquiler durante un plazo mínimo de 40 años.

Rehabilitación

Se concederán ayudas del 40% a la inversión destinada a la rehabilitación de viviendas unifamiliares o edificios –hasta 12.000 y 8.000 euros, respectivamente–. Si los perceptores son menores de 35 años y residen poblaciones con menos de 5.000 habitantes, la subvención se incrementará en un 25%.

Retroactivo desde el 1 de enero

El plan ha entrado en vigor con efectos retroactivos desde el 1 de enero, aunque habrá que solicitar las ayudas en cada comunidad autónoma cuando ésta haya suscrito el convenio con el Ministerio de Fomento, previsiblemente antes del verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos