Junqueras avisó en 2016 de que no tenía sentido un referéndum unilateral

El líder de ERC, Oriol Junqueras./Afp
El líder de ERC, Oriol Junqueras. / Afp

La Guardia Civil halla una agenda con notas de las reuniones mantenidas para trazar la hoja de ruta independentista

Rosario González / agencias
ROSARIO GONZÁLEZ / AGENCIASMadrid

El líder de ERC, Oriol Junqueras, advirtió ya en febrero de 2016 de que un referéndum no pactado con el Gobierno no tenía sentido y que ya lo habían hecho, en referencia a la consulta independentista del 9-N de 2014. Así se desprende de las notas tomadas durante una reunión para trazar la hoja de ruta independentista.

En el encuentro, celebrado el 23 de febrero de 2016, participaron además el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, el expresidente catalán Artur Mas; los exconsejeros Neus Munté, Raül Romeva y Jordi Turull; el exsecretario del Govern Joan Vidal; la secretaria general de ERC, Marta Rovira; y el exsecretario general del Departamento de Vicepresidencia Josep María Jové. Este último es precisamente el propietario de la agenda incautada por la Guardia Civil en el registro a su domicilio el pasado 20 de septiembre y que ahora obra en el sumario de la causa.

En esta agenda del 'procés', a la que ha tenido acceso Europa Press, Jové fue anotando los detalles de las reuniones mantenidas para definir los pasos del proceso independentista, así como el contenido de las conversaciones mantenidas durante las mismas. Según ponen de manifiesto dichas notas, la hoja de ruta independentista no incluía en un principio la celebración de un Referéndum Unilateral Pactado. "La RUI es inútil y haremos el ridículo", señaló Vidal en junio de 2016, haciendo referencia a la dificultad que suponía organizarla y ante el temor de que la respuesta de los votantes fuera menor que en la consulta celebrada en 2014 y que que impulsó en su momento el entonces presidente de la Generalitat Artur Mas.

Respaldo internacional

Las notas de Vidal incluyen asimismo la advertencia de Carles Puigdemont en febrero de 2016, recién estrenado en el cargo de presidente de la Generalitat, acerca de la importancia del respaldo internacional al proceso soberanista. En concreto, Puigdemont señalaba la necesidad de contar con el apoyo de al menos la mitad de los catalanes para que fuera "entendido" desde el exterior. "A nivel internacional nos piden un 50% y hacer pasos que nos parezcan definitivos, sin el 50% no será entendido", señalaba. Una postura que contrastaba con la de su antecesor en el cargo, Artur Mas, que apostaba por la ruptura para sacar adelante la hoja de ruta soberanista.

Por su parte, Romeva señalaba la importancia de ir "seriamente hasta el final" para ser escuchados por la comunidad internacional y conseguir así que se presionara al Gobierno central para que aceptara una consulta independentista pactada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos