Los caballeros de Obama

  • El aún presidente concederá a Bruce Springsteen, Robert Redford y Robert De Niro la Medalla de la Libertad, la mayor distinción civil de Estados Unidos

El presidente en funciones de la Casa Blanca ha convocado a veintiún científicos, filántropos, servidores públicos, activistas, atletas y artistas estadounidenses a una solemne ceremonia que tendrá lugar en la Casa Blanca el próximo martes. Son los elegidos de Obama para recibir este año la condecoración de más alto rango que se concede en Estados Unidos, la Medalla Presidencial de la Libertad. «Es un tributo a la idea de que todos nosotros, sin importar de dónde venimos, tenemos la oportunidad de cambiar a mejor este país. Y estas personas han contribuido al progreso de América, inspirando a millones en todo el mundo durante su trayectoria». El político demócrata se refería así, en concreto, al icónico rockero Bruce Springsteen, quien acaba de publicar su biografía, en la que confiesa padecer depresión, y a los emblemáticos actores Robert Redford, Robert De Niro y Tom Hanks.

Al cuarteto de artistas a los que Obama impondrá la distinción -una estrella esmaltada en oro blanco con un pentágono de esmalte de color rojo detrás de ella que se coloca alrededor del cuello- se sumarán también el fundador de Microsoft, Bill Gates, y su esposa, Melinda; los jugadores de baloncesto Kareem Abdul-Jabbar y Michael Jordan; la presentadora Ellen DeGeneres; el arquitecto Frank Gehry, autor del Guggenheim de Bilbao; la cantante Diana Ross o la artista Maya Lin, que ha diseñado la Pared Conmemorativa del Monumento a los Veteranos de Vietnam, en Washington.

En su última selección en calidad de mandatario, Obama, que abandonará el Despacho Oval en enero, ha incluido a un latino. Precisamente, un cubano. Se trata deEduardo Padrón, presidente del Miami Dade College, la institución académica que matricula y gradúa a más estudiantes procedentes de minorías étnicas en todo el país.

Establecida por el presidente Harry Truman en 1945, la Medalla de la Libertad ha sido impuesta en estas más de siete décadas a personajes como Nelson Mandela, Jacques Cousteau, Neil Armstrong, Stephen Hawking, Frank Sinatra, Muhammad Ali o Margaret Thatcher.