Y si el recuerdo lo diluye, escribo

Y si el recuerdo lo diluye, escribo

  • Manu se siente rara, inquieta. Necesita escuchar su voz

Manu sabía diferenciar muy bien el sonido de su propio músculo bombeando sangre del de aquellos tambores que ni el tiempo había sido capaz de diluir como ahora ocurría con la voz de su abuelo. A veces se esforzaba en recordar el eco de su peculiar forma de silbar cuando subía las escaleras hacia casa o el del manojo de llaves hasta abrir la puerta, su tos… Cualquier murmullo sería suficiente para reactivar la memoria. Para seguir leyendo, pinche aquí.