Entre éxito y aplausos

fotogalería

Las imágenes del acto / Sane

  • EL MIRADOR

  • El Ayuntamiento de Piélagos premió en Renedo a sus mejores deportistas

De nuevo el deporte y los deportistas han sido protagonistas en nuestra comunidad autónoma. El Ayuntamiento de Piélagos, a través de la concejalía de Deportes, que dirige Carlos Alberto Caramés, celebró en el polideportivo Fernando Expósito, de Renedo, la XIII edición de la Gala al Mérito Deportivo.

El evento rindió homenaje a los 250 mejores deportistas del municipio. Los galardonados en cada categoría fueron obsequiados con un trofeo muy original y atractivo: la Estela de Zurita, emblema del Real Valle de Piélagos, realizada de manera artesanal por Amparo Godoy. Entre otras personalidades estuvieron presentes Enrique Torre, alcalde de Piélagos; Francisco Rodríguez, consejero de Obras Públicas y Javier Soler, director general de Deportes.

El concejal de Deportes ya había declarado al respecto que el acto representaría «el agradecimiento del Ayuntamiento» al excelente trabajo de los campeones, «que traspasa las fronteras municipales, regionales e incluso nacionales». Y que, año tras año, una de las claves de la Gala consiste en «lograr que los 250 se sientan igual de especiales porque cada uno en su disciplina o categoría ha conseguido méritos destacados. Por ello todos reciben el mismo reconocimiento y queremos reconocer su esfuerzo de la misma manera, sin distinciones. Todos son igual de importantes para nosotros y los vecinos de Piélagos nos sentimos muy orgullosos de su valía deportiva».

Los deportistas recibieron entusiastas aplausos del público. Carlos consideraba que «estos chicos y chicas son un ejemplo para la juventud, que debe aprender de ellos cuánto se consigue cuando uno se esfuerza para alcanzar las metas con las que ha soñado».

Carmen comentaba que «la actividad deportiva hay que destacarla siempre como se merece, y en nuestro municipio tenemos magníficos ejemplos de practicantes. Yo felicito a cada uno por su espíritu de autosuperación».

Luis decía que «este tipo de galas son un acierto: para quienes reciben los reconocimientos suponen un espaldarazo a su trayectoria y los niños les pueden tomar como referente de cara al éxito. En el deporte el factor suerte ocupa un espacio muy pequeño, casi anecdótico. Los triunfos se consiguen a base de trabajo».