Auténtica generosidad

fotogalería

Raquel García, Mauricio Poo, Faustino Valdés, Palmira García, José Luis Arroyo, Martín Manceñido, Francisco García, Daniel Portilla, David Blanco, Antonio Hernández, Marta Ruiz, Ignacio Álvarez, Alfonso Alonso, Julián Gurbindo, Mª Antonia Gómez, Germán Trueba, Javier Gandarillas, José Antonio Barreda y José Martínez.

  • La Asociación-Hermandad de Donantes de Sangre de Cantabria celebró su asamblea

En el salón de Actos de la Facultad de Medicina, en Santander, se celebró la 44 asamblea ordinaria de la Asociación-Hermandad de Donantes de Sangre de Cantabria. Durante su transcurso se entregaron las distinciones a donantes con más de cuarenta donaciones a fecha del pasado 31 de diciembre, a las empresas e instituciones colaboradoras y también recibió una placa el donante cántabro Ignacio Álvarez Holguera, vicepresidente primero de la Asociación-Hermandad, que en cuarenta años ha hecho 250 donaciones entre sangre y plasma. Enhorabuena a todos.

Estuvieron presentes en el acto, entre otras personalidades, Daniel Portilla, concejal de Juventud del Ayuntamiento de Santander; Isabel Urrutia, directora general del Instituto Cántabro de Servicios Sociales; Francisco García, presidente de la Asociación-Hermandad de Donantes de Sangre; Martín Manceñido, presidente de la Federación Española y Presidente de Honor de la Organización Mundial de Donantes de Sangre, y Javier Gandarillas, secretario general de la Asociación-Hermandad.

Los principales requisitos que debe reunir una persona para ser donante de sangre se precisan desde la Hermandad. Hay que tener 18 años como mínimo. Y la edad máxima para donar sangre es 65 años (sin embargo, este es un límite referencial, son los médicos quienes estudian la situación personal de cada donante). Peso mínimo: 50 kilogramos. Otro de los requisitos para ser donante de sangre es tener unos niveles de tensión compensados. Aunque el resultado depende de cada persona, se establecen unos límites de referencia. Generalmente no pueden donar ni aquellos que tengan la tensión por debajo de 11 ni aquellos que la tengan por encima de 9. Hay que superar los valores mínimos de hemoglobina requeridos: para las mujeres de 12,5 gr./dL. y para los hombres de 13,5 gr./dL. Según tal requisito algunos deportistas no pueden donar sangre si han realizado un esfuerzo físico reciente. Se debe esperar una semana para que los niveles de hemoglobina vuelvan a su estado normal.

Más información al respecto, en la web de la Asociación-Hermandad.