El adiós y el afecto

fotogalería

Carlos Hazas, José Ignacio Tejido, Samuel Ruiz, Marisa Andrés, Justo Chamorro, Montse Matilla, Benito Salcedo, Rosario Cintas, Juan Airas y Mariano Linares. / Antonio San Emeterio, 'Sane'

  • Mas de trescientas personas asistieron a la comida-homenaje a Justo Chamorro

Acompañado por su familia y más de 300 personas, el coronel Justo Chamorro disfrutó ayer de una inolvidable comida-homenaje en el Hotel Santemar, de Santander. El evento fue organizado por sus compañeros de la XIII Zona de la Guardia Civil en Cantabria con motivo del pase a la reserva.

Asistieron, entre otras personalidades, Samuel Ruiz, delegado del Gobierno en Cantabria; Leticia Díaz, consejera de Presidencia y Justicia; Francisco Rodríguez, consejero de Obras Públicas; Javier Fernández, consejero de Medio Ambiente; César Díaz, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santander; Miguel Ángel Revilla, expresidente del Gobierno de Cantabria; Vicente Jiménez, obispo de Santander; Carlos Hazas, director Territorial de Banco Santander; Mariano Linares, presidente de Editorial Cantabria; Enrique Liniers, comandante de Marina de Santander; César Pascual, director del Hospital Valdecilla; Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos de Cantabria; Fernando Cuevas, presiente de la Asociación Cultural Santiago; Víctor González Huergo, director del Palacio de Festivales de Cantabria; Pilar Allúe, comisaria general de Policía Científica; Julio Cabrero, alcalde de Polanco, y Mercedes Toribio, alcaldesa de Los Corrales de Buelna.

La Guardia Civil estuvo representada, entre otros, por Juan Airas, nuevo coronel jefe de la XIII Zona en Cantabria; Benito Salcedo, general de División al mando de la Agrupación de Tráfico; Francisco Puerta, jefe de la Comandancia de Gijón; José Ángel Giró, jefe de la Comandancia de Vizcaya y Juan Bautista Martínez, jefe de la Zona de Asturias. Presentó el acto Jacinto Atanes.

Durante el encuentro, Justo recibió diversos regalos y el aprecio y respeto de todos los comensales. Agradeció, emocionado, las muestras de afecto y anunció que se quedará a vivir en Cantabria con la familia.

En su intervención evocó capítulos relevantes de su trayectoria nacional e internacional desde que naciera en una casa-cuartel de la Guardia Civil.

Uno de ellos, la llegada a Santander en el verano de 2009 y el resultado final de esta última etapa de trabajo, que calificó de muy positiva en cualquier aspecto. «Me he sentido realizado personal y profesionalmente en Cantabria», afirmó.