Letizia 'estrena' la tiara Cartier

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, saluda a la reina Letizia./EFE
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, saluda a la reina Letizia. / EFE

Se corona con una nueva diadema para la cena de gala con el presidente de Portugal

COLPISA

La Reina está de estreno. Y por partida doble. De vestido y de joyas. Doña Letizia, en su primera cena de gala tras el más que palabras que tuvo con su suegra, doña Sofía, ha decidido, quizás como un gesto hacia ella, coronarse con la tiara Cartier, una de las grandes piezas del joyero real que la esposa de Felipe VI recibió de la reina emérita tras la proclamación. La tiara Cartier es la tiara Cartier. La primera que la lució fue la reina Victoria Eugenia. Fue uno de los fabulosos regalos que le hizo Alfonso XIII a su esposa, a la reina joya. La nieta de Victoria de Inglaterra, de la llamada abuela de Europa, llegó a Madrid con un joyero de desorbitado valor, al que unió el que recibió por matrimonio, y que, como dejó escrito en su testamento, disfrutó en «usufructo».

Educada en la corte británica, donde las joyas de la corona lo son todo, hizo lo que ninguna Reina había hecho antes en España. Lo hizo al morir. Su última voluntad fue que ocho de las piezas más representativas que lució en vida como consorte de Alfonso XIII permanecieran, al menos, tres generaciones juntas. Se las cedió a su hijo Juan, «rogando a éste que las transmita a mi nieto don Juan Carlos». Y este, a don Felipe y don Felipe, a la hoy princesa Leonor.

Más información:

La tiara Cartier no se encontraba entre esas joyas que María de las Mercedes, su nuera, bautizó como «de pasar» de reina a reina. Victoria Eugenia repartió parte de otras joyas que no consideraba como de la corona. Y la tiara Cartier fue a parar a manos de la infanta Cristina de Borbón y Battenberg. En la década de los 80, sin embargo, el rey Juan Carlos adquirió esa obra de arte, de brillantes y perlas (que en algunas ocasiones fueron sustituidas por esmeraldas o brillantes) para la reina Sofía. Desde entonces fue habitual ver a doña Sofía tocada con dicha tiara y, es más, es la que lleva en la foto oficial de la página web de la Casa Real.

Con anterioridad, salvo las reinas Victoria Eugenia y Sofía, solo a la infanta Cristina se la ha visto lucir la tiara Cartier. Fue en la boda de Victoria de Suecia, en junio de 2010. El hecho no pasó inadvertido e incluso despertó las críticas de los más puristas. Por un lado, porque se entiende que solo las reinas pueden llevarla y, por otro, porque la tiara era de mayor tamaño que la que usó doña Sofía. Este lunes, en la cena de gala al presidente de Portugal, doña Letizia se coronó con ella, en su versión de perlas. Pero para perlas las que decoraron su vestido azul noche confeccionado por Ana Locking, nuevo en el ropero, que seguro que dará mucho de qué hablar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos