Siempre a mi lado, pase lo que pase

Siempre a mi lado, pase lo que pase

Lola, un shih-tzu que ahora más que nunca es imprescindible para Marta, su dueña

JULIA LUENGOS

Hace apenas dos meses a Marta le diagnosticaron un cáncer de mama que ella, a pesar de la gravedad de la enfermedad, intenta llevar con alegría. Es una de esas mujeres que apuestan por sonreirle a la vida y que eso sea parte del tratamiento para ganarle la partida a esta lacra que nos azota.

Su familia es su gran apoyo y para sobrellevar todas las pruebas y duros tratamientos a los que se somete, sólo le funciona la ‘Mateo-terapia’, algo que todos deberíamos tener en momentos duros: el amor de un niño. Mateo es su nieto y, según nos dice Marta, la sonrisa que le hace olvidar todo y seguir adelante.

Para seguir leyendo pinche aquí.

Fotos

Vídeos