El oso pardo cantábrico

  • Su color es muy variable, desde el rubio dorado hasta el marrón oscuro, casi negro