Carmen Escagedo. :: j. c.
Carmen Escagedo. :: j. c.

"La petanca no es un deporte sólo para hombres y abueletes"

  • Carmen Escagedo es una de las mejores jugadoras de Cantabria de un deporte que la "apasiona"

Carmen Escagedo no es profesional y, a pesar de ello, es una de las mejores jugadoras de petanca de Cantabria como atestiguan sus éxitos individuales y por equipos con la selección española y cántabra. Sus triunfos destierran de raíz dos estereotipos que acotan este deporte: es para hombres y para abuelos. «Me pone de mala leche que digan que la petanca es solo para abueletes y viejetes», afirma la actual campeona individual cántabra y tercera de España, Carmen Escagedo.

«Para la gente que se baja al parque a jugar es un hobby. Para mí es un deporte y entreno cuatro días a la semana. Algunas amigas me decían que estaba loca, pero cuando les animo a que me vean jugar por internet, se quedan sorprendidas y les engancha. El gran problema de la petanca es el desconocimiento».

Otro tópico que desmonta Carmen es el de que es un deporte sólo de hombres: «Juegan menos mujeres, pero cada vez somos más y también más niños y niñas. En realidad, en la petanca femenina estamos mucho mejor que en la masculina, a nivel de títulos». Carmen Escagedo empezó a jugar a los 11 años en el Instituto Ría del Carmen de Revilla. «Llegó una persona al colegio a dar a conocer la petanca, yo fui la primera en apuntarme, y posteriormente varios compañeros de clase, incluida mi hermana María Jesús, y aquí sigo quince años después. Me lo pasaba bomba y me gustaba tanto que, cuando me portaba mal, el mayor castigo que me podían poner mis padres era no jugar a la petanca», recuerda.

En el año 2006 comenzó a competir en torneos y, desde entonces, ha logrado el campeonato de tiro siendo juvenil, fue su primera victoria a nivel regional, posteriormente se adjudicó el campeonato regional de tripletas siendo sus compañeras, su madre Loli y su hermana María Jesús, a los que añadir otro de parejas y el conseguido este año individual. A todos estos hay que añadir el tercer puesto logrado el pasado fin de semana en el Campeonato de España individual celebrado en Almería, tan sólo superada por la representante de Cataluña. Carmen, también ha disputado un campeonato de Europa Sub23 celebrado en Alemania, donde consiguió la medalla de bronce.

Para llegar a lo más alto es necesario un equilibro entre diferentes cualidades. ¿Cuáles? «Precisión, fuerza y, sobre todo, cabeza. Es un deporte muy psicológico, muy pausado, en el que no haces grandes esfuerzos físicos, pero en el que tienes que controlar los nervios. Yo me considero una jugadora completa que puede arrimar, tirar o jugar de medio, depende de lo que el equipo necesite».

Aunque sea un deporte sin grandes esfuerzos, también se producen lesiones y más graves de lo que podría parecer, como asegura Carmen Escagedo: «En un campeonato podemos tirar unas 300 bolas, a 700 gramos cada una, hacen un total de 210 kilos lanzados por torneo. Por eso, es muy importante tener una buena preparación física».

«Yo nunca viviré de esto. Lo tengo claro», asume la petanquista del Club Petanca Astillero. En España existen unas veinticinco mil licencias, mientras que en Francia, el referente, más de 300.000. «Allí hay jugadoras que son profesionales y comen de esto y muchas partidas las retransmiten por televisión. Yo trabajo ocho horas y ellos ocho horas tirando bolas», dice.

Carmen explica que este deporte le hace sentirse «única» y le proporciona «satisfacciones inigualables». Mañana se volverá a levantar a las siete de la mañana para ir a trabajar ocho horas y, por la tarde, a entrenar en un deporte en el que «me lo sigo pasando bomba. Como cuando era niña».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate