El impacto del terrorismo decrece a nivel global pero se dispara en la OCDE

Personas evacuadas en los alrededores de la sala Bataclan de París tras los atentados del 14 de noviembre de 2015.
Personas evacuadas en los alrededores de la sala Bataclan de París tras los atentados del 14 de noviembre de 2015. / Yoan Valat (Efe)
  • 21 de los 34 países de la OCDE experimentaran al menos un ataque en 2015, un año en el que la mayoría de muertes se registraron en Turquía y Francia

  • La mejora mundial, que revierte la tendencia de los últimos cuatro años, se debe en gran medida a las intervenciones militares contra el Daesh en Irak y Boko Haram en Nigeria

El número de muertes por terrorismo decreció un 10% en el mundo el año pasado, pero se disparó un 650% en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según un informe divulgado hoy por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

La mejora mundial que refleja el último Índice de Terrorismo Global, que revierte la tendencia de los últimos cuatro años, se debe en gran medida a las intervenciones militares contra el Daesh en Irak y Boko Haram en Nigeria, ha detallado el director de Investigación del IEP, Daniel Hyslop. En ambos países se ha reducido en un 32% el número de muertes por terrorismo, lo que ha rebajado a 29.376 las víctimas mortales en todo el mundo.

"El Daesh ha perdido mucho territorio en Irak desde que la coalición internacional que apoya al Gobierno iraquí ataca al grupo", aunque, al mismo tiempo, los yihadistas han "cambiado sus tácticas hacia un modelo más transnacional, similar al de Al-Qaida", lo que ha aumentado su impacto en occidente, ha indicado el analista.

El Daesh, principal responsable de los ataques en la OCDE

Esa mutación ha llevado a que 21 de los 34 países de la OCDE experimentaran al menos un ataque en 2015, un año en el que la mayoría de muertes se registraron en Turquía y Francia. Más de la mitad de las 577 víctimas mortales por terrorismo en la región estuvieron relacionados con el Daesh, cuyos ataques en París, Bruselas y Ankara se situaron entre los atentados más devastadores en la historia de Francia, Bélgica y Turquía, respectivamente.

Al valorar el impacto global del terrorismo, el Instituto de la Economía y la Paz considera que la situación se ha deteriorado un 6% respecto al año anterior. "Al hacer la media de los niveles de terrorismo en todos los países del mundo, estamos peor. En países como Irak y Nigeria, los niveles eran tan intensos que prácticamente no podían ir a peor. Es en los países donde el terrorismo era moderado donde hemos visto realmente una intensificación", ha descrito Hyslop.

El informe del IEP subraya que el número de países que registraron el máximo nivel de terrorismo establecido en su índice pasaron de 17 en 2014 a 23 en 2015. El mayor deterioro se produjo en Francia, Turquía, Arabia Saudí, Kuwait y Túnez. "La raíz de todos esos incrementos es el Daesh. En Turquía, en particular, la situación es algo más compleja, dado que también ha contribuido el PKK de Kurdistán", ha afirmado Hyslop.

El Daesh es "sin ninguna duda la mayor amenaza terrorista" que afronta el mundo, ha dicho el experto, que ha alertado de que el grupo y sus afines han pasado de estar activos en trece países en 2014 a 28 países el año pasado.

Factores

El informe señala que factores socioeconómicos como el desempleo juvenil, los niveles de pobreza, el acceso a armas y la desconfianza en los procesos electorales están correlacionados con un mayor impacto del terrorismo. "En los países donde una mayor proporción de la población expresa una desconfianza en las elecciones, existe una correlación con los niveles de actividad terrorista. Eso apunta a la necesidad de las democracias de dar respuesta a las preocupaciones y quejas de la población", ha expresado Hyslop.

La situación en Latinoamérica es de "relativa calma comparada con el resto del mundo", según el analista, aunque existen "bolsas de terrorismo en Venezuela y, obviamente, en Colombia". El proceso de paz con las FARC impulsado por Bogotá "va a ser muy importante para reducir en el futuro los niveles de terrorismo en el país", aunque el Gobierno va tener que centrarse también en la actividad del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país.

En cuanto a España, el Instituto para la Economía y la Paz destaca que "no ha habido muertes durante cinco años" provocadas por el terrorismo, por lo que califica igualmente la situación como de "relativa calma".