Un mendigo muere tiroteado tras liberar a una rehén en Brasil

vídeo

/ Atlas

  • El indigente fue asesinado en plena refriega con la Policía por un hombre armado que mantenía retenida a una mujer a las puertas de la catedral de Sao Paulo

Un hombre armado que retenía a una mujer y un indigente que trató de rescatarla murieron este viernes en las escaleras de la catedral de Sao Paulo (Brasil), después de que varios agentes abrieran fuego contra el secuestrador cuando éste disparó al mendigo.

En un vídeo publicado por el diario 'Folha de Sao Paulo' se ve cómo el agresor retiene inmovilizada en el suelo a una mujer en las escaleras de la catedral da Sé, en el centro de la ciudad más poblada de Sudamérica, hasta que un hombre aparece por su derecha y lo empuja para liberar a la rehén. Mientras la mujer huye, el agresor dispara contra el indigente, antes de que la Policía lo abata frente a las decenas de transeúntes que observaron y grabaron la escena.

En una escueta nota, la policía de Sao Paulo afirma que los agentes trataron de impedir que el indigente -quien según el sitio de información de la red Globo G1 sería Francisco Erasmo Rodrigues de Lima, de 61 años- interviniera en la operación. El agresor sería, también según G1, Luiz Antonio da Silva, un expresidiario de 49 años que estuvo 22 en la cárcel por robo, tráfico de drogas e incluso fugas de prisión y que ahora vivía en la calle.

La pareja había estado rezando en el interior de la catedral hasta que comenzaron a discutir, según relató el guardia de seguridad de la iglesia, Joao Nascimento, que fue quien les acompañó a la salida. Al escuchar los tiros, el vigilante cerró las puertas de la iglesia, donde un grupo de niños se encontraba realizando una visita, tal y como contó Nascimento a G1.

Sao Paulo, la capital económica de Brasil y su ciudad más poblada con casi doce millones de habitantes, trata aún de recuperarse de la conmoción generada por el asesinato de 19 personas en la noche del 13 de agosto en Osasco y Baruerí, dos localidades del área metropolitana. La principal hipótesis es que se trató de una venganza perpetrada por policías en reacción a la muerte de un policía y de un guardia civil días atrás. Las autoriades investigan el caso, por el que está detenido un agente.