Detectan una fuga de agua radiactiva en una cisterna de Fukushima

Vista de la central de Fukushima.
Vista de la central de Fukushima. / Reuters
  • El personal de la central detectó la fuga el miércoles en el lateral de una cisterna cilíndrica de acero y cree que se debió a un problema en la soldadura del depósito, pero el líquido no se ha filtrado fuera

Técnicos de la accidentada central nuclear de Fukushima han detectado una fuga de agua radiactiva en un tanque de almacenamiento de la planta, aunque el líquido no se ha filtrado fuera de las instalaciones, ha confirmado este viernes la empresa operadora. El personal de la central detectó la fuga el miércoles en el lateral de una cisterna cilíndrica de acero y cree que se debió a un problema en la soldadura del depósito.

La empresa operadora, Tokyo Electric Power (TEPCO), calcula que se salieron del tanque unos 32 litros del líquido, cuyo nivel de contaminación radiactiva se sitúa en los 590.000 becquereles por litro. Según la compañía eléctrica, el agua ha permanecido estancada en el perímetro que rodea al depósito y no se ha filtrado fuera de esta zona. Los técnicos ya han trasvasado el agua del tanque afectado a otro para evitar nuevas fugas.

El modelo de cisterna que ha sufrido la filtración es uno que TEPCO está sustituyendo progresivamente en la central debido a los problemas que se pueden producir con sus soldaduras. Pero la empresa aduce que le es imposible sustituirlos en un periodo de tiempo breve debido a que la central alberga miles de estos tanques con agua radiactiva. En ellos se guarda el refrigerante que se emplea cada día para mantener fríos los reactores afectados por el tsunami de marzo de 2011.

Esta agua se contamina al entrar en contacto con las unidades, que sufrieron fusiones parciales tras el accidente de hace cinco años, y posteriormente debe ser tratada. Gestionar los cientos de toneladas de agua radiactiva que genera cada día la planta es uno de los principales retos que afrontan los técnicos en la central, cuyo desmantelamiento llevará unos 30 años. El terremoto y tsunami que devastaron el nordeste de Japón el 11 de marzo de 2011 provocaron en la central de Fukushima Daiichi el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) ocurrido en 1986.