Kim Jong-un insta a sus tropas a asesinar a altos cargos surcoreanos

Kim Jong-un.
Kim Jong-un. / Afp
  • El líder de Corea del Norte ha realizado esta arenga durante su visita a una unidad de operaciones especiales del Ejército Popular

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha instado a sus tropas a asesinar a altos cargos del Gobierno y las Fuerzas Armadas de la vecina Corea del Sur, han informado medios estatales, en la primera visita del dirigente a instalaciones militares en casi un mes y medio.

Kim, quien ha inspeccionado una unidad de operaciones especiales del Ejército Popular, ha asegurado que "los combatientes del batallón tienen la misión básica de acabar con la escoria humana (...) que ocupa cargos importantes en Chongwadae (la casa presidencial), el gobierno títere y el ejército" de Corea del Sur, ha indicado la KCNA en un comunicado. El líder ha expresado "la expectativa y la convicción de que los combatientes del batallón tienen la importante misión de apuñalar los corazones de los enemigos con cuchillos afilados y romper sus espaldas" y les ha regalado rifles y prismáticos convencido de que "realizarán con éxito su honorable deber de combate".

El comunicado de la agencia estatal matiza que este batallón especial "es una unidad de combate a la que el comandante supremo atribuye una importancia especial y en la que deposita la más profunda confianza". De hecho, los medios norcoreanos han dado una amplia cobertura fotográfica a la visita, en la que el líder ha estado acompañado de algunos de los más altos cargos del régimen, como el vicemariscal Hwang Pyong-so, considerado por expertos su número dos.

Primera visita desde el 20 de septiembre

Se trata de la primera visita de Kim a instalaciones militares divulgada por los medios de comunicación estatales desde el pasado 20 de septiembre, cuando supervisó el ensayo de un nuevo motor para cohetes.

Corea del Norte y Corea del Sur se encuentran técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que concluyó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo.

La visita de Kim al batallón llega en un momento de tensión por los ejercicios militares que Seúl y Washington realizan esta semana en territorio surcoreano y que incluyen simulacros de defensa ante hipotéticos ataques de Pyongyang. Además, el Consejo de Seguridad de la ONU prepara una nueva resolución para endurecer las sanciones internacionales a Corea del Norte por su quinta prueba nuclear llevada a cabo el pasado 20 de septiembre.