Trump amaga con invitar al debate a una supuesta examante de Bill Clinton

vídeo

Los preparativos del debate. / Afp | Europa Press

  • "Si Donald Trump quiere el debate trate estos estos temas, es asunto suyo", ha dicho a ABC el director de la campaña demócrata, Robby Mook

Donald Trump ha amenazado con llevar a una antigua amante del exmandatario Bill Clinton al debate que lo enfrentará el lunes a su rival demócrata Hillary Clinton, pero la campaña republicana ha desestimado esa posibilidad.

Más bien, el tuit que Trump publicó en relación a este amago estaba destinado a demostrar que su campaña tiene formas de "meterse en la cabeza de Hillary Clinton", ha dicho la directora de la campaña republicana, Kellyanne Conway, a CNN. "No la hemos invitado formalmente y no esperamos que asista como invitada de la campaña de Trump", ha dicho Conway sobre Gennifer Flowers, una ex amante de Bill Clinton.

La campaña de Hillary Clinton calificó de frívola la mención que hizo Trump de Flowers. "Si Donald Trump quiere el debate trate estos estos temas, es asunto suyo", ha dicho a ABC el director de la campaña demócrata, Robby Mook. "Es una estrella de los 'realities'. Tiene mucha experiencia en la televisión de entretenimiento. La presidencia no es un entretenimiento", ha añadido Mook, aludiendo al programa 'The Apprentice' (El Aprendiz) que protagonizaba Trump.

El candidato republicano se ha referido en varias ocasiones a las infidelidades de Bill Clinton, que ocupó la Casa Blanca entre 1993 y 2001. El expresidente admitió tener una relación con Flowers mientras ocupaba la gobernación de Arkansas. Clinton gobernó ese estado tras ser elegido en 1978; perdió en 1980, pero volvió a ganar en 1982, 1984 y 1986. El candidato republicano ha criticado a Hillary por no haber dejado a su esposo debido a sus infidelidades.

Una provocación

Trump mencionó a Flowers después de que el millonario inversor Mark Cuban, quien ha criticado al aspirante republicano y apoya a Clinton, acordara sentarse en primera fila del debate que será emitido por televisión y para el cual se espera una audiencia de 90 millones de personas.

"¡Si el zopenco de Mark Cuban de fracasada fama de Benefactor quiere sentarse en la primera fila, tal vez yo ponga a Gennifer Flowers justo a su lado!" tuiteó Trump, él mismo un magnate inmobiliario. Complicando aún más las cosas, una cuenta de Twitter ligada al sitio oficial de Flowers señaló que ella asistirá al debate, y sugirió que respalda a Trump. "Hola Donald. ¡Sabes que estoy de tu lado y definitivamente estaré en el debate!...", señala el tuit, con un emoticono de un beso al final.