Nueva York se viste de Halloween

vídeo

/ ELENA MARTÍN

  • La popular cabalgata neoyorquina celebra su 43 aniversario invitando a todo el mundo a soñar despiertos

En la noche del 31 de octubre, las calles de Greenwich Village de Nueva York se han llenado de fantasmas, duendes, dinosaurios, superhéroes y esqueletos, entre muchos otros. A las 7 de la tarde, poco después de la caída del sol, ha dado comienzo la noche más terrorífica del año y una de las más esperadas, Halloween.

A pocos días de las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, dos de los disfraces más vistos han sido los de Donald Trump y Hillary Clinton. El tema de la cabalgata de este año ha sido el ensueño (“reverie”). Uno de los organizadores del evento se ha referido a esta elección diciendo: "Uno piensa en Halloween como una oportunidad para fantasear pero, más que cualquier cosa, Halloween nos permite jugar a ser nosotros mismos, dejando el resto del año para el sonambulismo. Tenemos la esperanza de que este año la gente cree disfraces que expresen quienes son realmente, por eso celebramos el ensueño, invitando a todos a recrear sus sueños despiertos".

Fotos

  • Nueva York se viste de Halloween

Parece que la elección ha sido de lo más acertada, pues los disfraces han sido más variopintos y coloridos que nunca. "Me ha encantado el tema de este año porque ha permitido que todos expresemos nuestros sueños más profundos. Creo que nos ponemos una máscara todos los días tratando de aparentar algo que no somos, y me parece gracioso que esta noche precisamente hayamos tenido que hacer lo contrario, ponernos nuestra máscara más intima, aquella que expresa lo que queremos ser", ha expresado una mujer “robótica” al acabar el desfile.

La cabalgata de Halloween es una tradición de la Gran Manzana que lleva celebrándose más de cuatro décadas. La policía esperaba más de un millón de personas provenientes de todo el mundo, por lo que ha habido un gran despliegue de seguridad. Cualquier persona que fuese disfrazada ha sido bienvenida a marchar por la Sexta Avenida desde Spring hasta 16th Street. Durante dos horas, 53 bandas de música, cientos de bailarines y miles de neoyorquinos han participado en este espectáculo totalmente gratuito que ha llenado Manhattan de un ambiente festivo a la par que misterioso.

Una vez más, Nueva York ha conseguido que por una noche se olviden las diferencias de razas, religiones y lenguas, invitando a todo el mundo a ser ellos mismos y, por supuesto, a soñar despiertos al son de un Michael Jackson que siempre está presente en esta ‘thriller night’.