Detenido un sospechoso de los ataques en los que han muerto dos policías en Iowa

Vehículos policiales en el lugar de los ataques.
Vehículos policiales en el lugar de los ataques. / Brian Frank (Reuters)
  • Scott Michael Green, un residente de Urbandale, ha sido detenido en el condado de Dallas, próximo a Des Moines, la ciudad donde han ocurrido los asesinatos

La Policía ha detenido al principal sospechoso de la muerte a tiros de dos agentes de Policía en sus respectivos coches patrulla la pasada madrugada en la ciudad de Des Moines, en el estado de Iowa, según informa el diario local 'Des Moines Register'.

Los dos agentes habían sido encontrados muertos en lo que la Policía había definido como "ataques de tipo emboscada" y había identificado a Scott Michael Green, un residente de Urbandale (un suburbio de la ciudad), como principal sospechoso. Además, había alertado de que se le consideraba "armado y peligroso".

Según el diario, que cita a un portavoz de la Policía de Urbandale, el sospechoso ha sido detenido en el condado de Dallas, próximo a Des Moines. Al parecer, en torno a las 9:30 horas se ha entregado a un oficial del Departamento de Recursos Naturales.

El Departamento de Policía de Des Moines había informado durante la madrugada de que el primer agente había sido encontrado muerto en torno a las 1:06 horas en Urbandale, un suburbio de la ciudad que cuenta con su propia fuerza.

El segundo agente había sido hallado en Des Moines a las 1:26 horas. "Ambos agentes están muertos. Los tiroteos parecen haber sido ataque de tipo emboscada", había precisado la Policía en un comunicado.

Según explicó posteriormente el sargento de Policía Paul Parizek, los agentes respondieron a disparos en torno a la 1:00 y cuando llegaron al lugar se encontraron con un agente disparado en su coche. Unos 20 minutos después, cuando otros agentes registraban la zona se encontraron con un policía de Des Moines en su coche, que también había sido disparado.