Acusan de homicidio al policía que mató a un afroamericano en Minesota

El hombre abatido a tiros en su coche retransmitido por Facebook.
El hombre abatido a tiros en su coche retransmitido por Facebook.
  • El hispano Jerónimo Yánez será juzgado por la muerte de Philando Castile, un suceso que su novia grabó y difundió en redes sociales

El policía hispano Jerónimo Yánez ha sido acusado formalmente de homicidio involuntario por la muerte en julio pasado del afroamericano Philando Castile, un suceso que su novia grabó en vídeo y difundió en redes sociales, ha anunciado hoy la Fiscalía de Minesota (Estados Unidos).

En una rueda de prensa, el fiscal del condado de Ramsey, John Choi, anunció que el uso de la fuerza que hizo Yánez "no estaba justificado" y que, por ello, debe enfrentarse a un cargo de homicidio involuntario y dos delitos que tipifican el uso imprudente de un arma de fuego.

El agente Yánez disparó a Castile, de 32 años, el 6 de julio tras detener su vehículo por un incidente de tráfico en la zona residencial de Falcon Heights, en Minesota, donde se vivieron fuertes protestas.

El detonante de las protestas fue un vídeo que la novia de Castile, Diamond Reynolds, colgó en las redes sociales, entre ellas Facebook, y en el que aparece sentada en el vehículo junto a su novio, todavía vivo, quien está en el asiento del conductor y tiene numerosas manchas de sangre en un camiseta blanca.

En el vídeo, Reynolds explica que Castile estaba buscando su cartera para mostrar un documento identificativo al agente y que le avisó de que portaba un arma de fuego porque tenía licencia para tenerla, ante lo que el policía le ordenó que se llevara las manos a la cabeza.

«Cuatro o cinco disparos»

Entonces, según la versión de la novia del fallecido, el agente le disparó "cuatro o cinco veces". Las imágenes muestran las manos de un agente, visiblemente nervioso, apuntando con una pistola a Castile, que permanece en el interior del vehículo en silencio, con el cinturón de seguridad puesto y con el torso vencido hacia atrás.

Cuando anunció hoy los cargos, el fiscal John Choi se alejó de los estándares jurídicos usados por otros fiscales para exonerar a policías en casos similares y consideró que no puede justificarse el uso de la fuerza porque "no es suficiente expresar miedo subjetivo a la muerte o el peligro de sufrir un gran daño corporal".

Esta es la primera vez que un oficial de policía de Minesota se enfrenta a cargos de homicidios desde 2000.

Estados Unidos ha vivido varios momentos de tensión racial desde hace más de dos años, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto se 2014 del joven negro desarmado Michael Brown a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos.