Texas carga de nuevo contra los refugiados tras el ataque en Ohio

El coche usado en el ataque.
El coche usado en el ataque. / Reuters
  • Un joven somalí hirió a once personas con su vehículo con "el objetivo expreso" de arrollar y acuchillar

El gobernador de Texas (EE UU), el republicano Greg Abbott, volvió a cargar hoy contra los refugiados tras el ataque en la Universidad Ohio State, dónde un joven somalí hirió a once personas con su vehículo y un cuchillo antes de ser abatido por un policía.

Abbott ha recordado a través de su cuenta de Twitter que casos como el de hoy justifican haber eliminado a Texas del Programa de Reubicación de Refugiados de los Estados Unidos y se mostró orgulloso de no ser "cómplice de importar terroristas".

Texas se retiró en septiembre de dicho programa, aunque fue un movimiento más simbólico que práctico, ya que es Washington quién tiene la competencia en la materia y decide donde reubicar a refugiados.

Las afirmaciones de Abbott llegaron tras conocerse que el atacante de Ohio State llegó a la ciudad de Dallas (Texas) como refugiado somalí con su madre y seis hermanos en 2014.

No es la primera vez que el gobernador republicano carga contra los exiliados por la guerra, una cruzada que empezó tras los ataques islamistas de noviembre en París en los que murieron 130 personas, cuando Abbott afirmó que los refugiados suponen una "amenaza para la seguridad".

Fue entonces cuando Texas inició un pleito legal contra el Gobierno de Estados Unidos para evitar que Washington siguiera enviando refugiados al estado sureño, demanda que fue desestimada en varias ocasiones.

El estado con más refugiados

El último movimiento -quitar a Texas del programa de reubicación- significó que el estado deja de supervisar la contratación de entidades de reubicación y de desembolsar fondos, pese a que los refugiados siguen llegando por decisión de Washington.

Las competencias que dejó vacantes Texas las asumió el Gobierno federal. Texas ha sido durante mucho tiempo el estado que más refugiados ha recibido del país: más de 6.700 llegaron a ese estado sureño entre octubre de 2015 y agosto de 2016, según datos del Departamento de Estado.

El somalí que protagonizó el ataque de este lunes tenía 18 años y salió de su país junto a su familia en 2007, tras lo cual vivió en Pakistán, y en 2014 llegó a Estados Unidos, donde obtuvo la residencia permanente.

El joven arrolló con su vehículo a un grupo de personas, para después salir y atacar indiscriminadamente a los presentes con un cuchillo de carnicero.