Trump provoca un terremoto político al despedir a su jefe de Gabinete

Trump, durante un acto. / Justin Lane (Efe)

Sustituirá a Reince Priebus, quien había sido objeto de duras críticas por parte del recién designado director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci

COLPISA / AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, provocó este viernes un verdadero terremoto político al anunciar el despido de su jefe de Gabinete, Reince Priebus, quien pasó la semana en el centro de una espectacular tormenta palaciega.

Fiel a su estilo, Trump utilizó la red social Twitter para anunciar el nombramiento del general John Kelly, actual secretario de Seguridad Interna, como nuevo jefe de Gabinete. "Es un gran estadounidense", apuntó Trump en su mensaje. En tanto, agradeció a Priebus "por sus servicios y su dedicación". "Hemos conseguido muchas cosas juntos y estoy orgulloso de él", añadió. Trump viajó este viernes a Long Island (Nueva York) con una comitiva que incluía a Priebus. Sin embargo, cuando el avión presidencial Air Force One retornó a Washington, al promediar la tarde, el mandatario ya tenía un nuevo jefe de Gabinete.

Priebus, quien se desempeñó durante varios años como presidente del Comité Nacional del partido Republicano, había sido una pieza fundamental en la formación del gobierno después de las elecciones, en el comité de transición. Sin embargo, la llegada de Anthony Scaramucci a la Casa Blanca como nuevo jefe de Comunicaciones selló la suerte de Priebus. De acuerdo con Scaramucci, Priebus bloqueó durante cinco meses su llegada a la Casa Blanca. Además, Scaramucci llegó a la conclusión de que Priebus era el principal responsable por la incontenible secuencia de filtraciones a la prensa de asuntos internos de la Casa Blanca, incluyendo informaciones comprometedoras.

Esta semana Scaramucci realizó una explosiva llamada telefónica a un periodista para presionarlo a que dijera quién le abastecía de informaciones desde la Casa Blanca y el contenido de la conversación se tornó público.

En esa conversación, Scaramucci definió a Priebus como un "esquizofrénico paranoide, un paranoico" y adelantó que sus horas como jefe de Gabinete estaban contadas ya que lo habían identificado como el principal responsable por las filtraciones a la prensa.

Las tensiones entre Scaramucci y Priebus se habían vuelto explosivo el clima en la Casa Blanca en los últimos días. En su primera aparición pública, Scaramucci (un multimillonario famoso por el estilo abrasivo de tratar a sus subordinados) había dejado claro que Trump lo había llamado a la Casa Blanca para poner orden. Por ello, Scaramucci dijo que el presidente le había pedido que pusiera punto final a las filtraciones a la prensa. Por ello, insistió en que se informaría "directamente al presidente", indicando que no pensaba discutir nada con Priebus.

Sin embargo, la llamada de Scaramucci a un periodista en la noche del miércoles precipitó las cosas. Esa conversación se tornó popular rápidamente por la vulgaridad de las expresiones utilizadas por Scaramucci, pero por sobre todo porque dejó al descubierto el clima de lucha intestina verdaderamente salvaje en los corredores de la Casa Blanca.

La gota de agua fue un artículo sobre declaraciones de impuestos de Scaramucci de hace varios años, que el ahora jefe de Comunicaciones atribuyó a una tentativa de Priebus para sacarlo del medio.

En tanto, el general Kelly es una figura que goza de un enorme respeto por su trayectoria como militar y también por su desempeño de al frente del Departamento de Seguridad Interna. Sin embargo, resta ahora ver de que forma el general Kelly se moverá en el espeso ambiente político de la Casa Blanca y si logrará domar a Scaramucci, quien obviamente tiene acceso directo al presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos