La ONU cifra en 139 los muertos de los últimos días en el este de Alepo

Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria.
Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria. / Andrew Kelly (Reuters)
  • Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria, ha presentado un panorama desolador en la ciudad, donde cerca de 275.000 personas están "atrapadas de facto", sin alimentos ni agua potable

La ONU ha denunciado este domingo que al menos 139 personas han muerto en los últimos días por los ataques en la parte oriental de la ciudad siria de Alepo, que vive "la peor semana" en los seis años del conflicto armado en ese país.

"Son días escalofriantes (...). No hay nada que justifique lo que está sucediendo ante nuestros propios ojos", ha afirmado el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en su intervención hoy ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

De Mistura ha dicho que además de las 139 personas que han perecido por los ataques registrados durante esta semana en el este de Alepo, la zona más castigada, otras 74 personas han perecido en la parte rural próxima a esa ciudad, para un total de 213 muertos.

El enviado especial de la ONU a la zona ha presentado un panorama desolador en cuanto a la situación que atraviesa el oriente de Alepo, donde cerca de 275.000 personas están "atrapadas de facto", sin alimentos ni agua potable. Los equipos de emergencia "se sienten abrumados y no pueden responder ante estos ataques", ha añadido.

Organizaciones humanitarias han apuntado a la aviación siria y la rusa como los principales responsables de estos ataques que sufre la zona desde que el lunes pasado terminó el alto el fuego que habían negociado en Ginebra Estados Unidos y Rusia.

Los intentos por ampliar el alto el fuego, que han continuado en los últimos días en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de la ONU, han fracasado, sin esperanzas de que las gestiones se puedan reanudar a corto plazo.

Este hecho, según De Mistura, ha provocado que "se haya desatado una violencia sin precedentes que afecta también a los civiles". "Los centros médicos se utilizan como blanco", ha denunciado.

El representante de la ONU ha señalado que ha sido imposible verificar cuántos ataques aéreos ha habido en los últimos días, entre otras razones porque muchos se realizan de noche.

Entre los armamentos utilizados se incluyen bombas incendiarias y otros artefactos de gran impacto para castigar especialmente a búnkers, ha agregado el representante de la ONU. De Mistura teme que a esta ofensiva aérea le pueda seguir una "larga lucha calle por calle que llevará meses, si no años".

Asimismo, el enviado especial para la ONU ha trasladado al consejo tres medidas de urgencia: que haya un cese de la violencia contra civiles y la infraestructura, que se apruebe una tregua de 48 horas para que los convoyes de asistencia puedan llegar a Alepo oriental y que se permita una evacuación médica de los casos más graves".

De Mistura ha cerrado su intervención señalando que, aunque en algunos sectores se lo han pedido, no tiene intención de presentar su renuncia en ese cargo. "Si yo renunciara sería una señal de que la comunidad internacional abandona a los sirios. No necesitamos dar este tipo de señal", ha agregado.

La delegación opositora abandona Nueva York

La delegación de la Comisión Suprema para las Negociaciones siria, órgano de la oposición en el diálogo, ha suspendido hoy su visita a Nueva York, donde participaba en la Asamblea General de la ONU, y no acudirá a Washington, según ha dicho un portavoz de los opositores.

Riad Nasan Aga ha asegurado que la delegación oficial canceló la visita "en protesta por el silencio (internacional) respecto a las masacres (que se están cometiendo) en Alepo", ciudad del norte de Siria que ha sido escenario de intensos bombardeos desde el pasado viernes.

Aga ha añadido que la Comisión, con sede en Riad, se va a coordinar con los grupos opositores armados sobre el terreno respecto a "los sucesos trágicos de Alepo", sin ofrecer más detalles, en alusión a duros ataques y bombardeos del Ejército sirio y la aviación rusa.

Ayuda humanitaria en localidades sitiadas

Un convoy de ayuda humanitaria de 71 camiones ha conseguido acceder hoy a las localidades asediadas sirias de Madaya y Zabadani, en las afueras de Damasco, y en Fua y Kefraya, en la provincia de Idleb (norte), por primera vez desde el pasado abril.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha confirmado que la caravana, organizada por este organismo, la Media Luna Roja Siria y la ONU, pudo entregar la ayuda humanitaria, que consiste en suministros alimentarios, médicos y kits higiénicos para la población.

A la localidad de Madaya, con 40.000 habitantes, y Zabadani, con tan solo mil residentes, accedieron 52 camiones de ayuda.

El resto de los vehículos estaban destinados a las poblaciones de Fua y Kefraya, que cuentan con unos 20.000 habitantes entre las dos.