Agentes del nuevo cuerpo de fronteras europeo
Agentes del nuevo cuerpo de fronteras europeo / AFP

La UE pone en marcha un cuerpo unificado de vigilancia de fronteras

  • Se ha activado por primera vez este jueves en la región donde Bulgaria limita con Turquía y en enero realizará unas pruebas de resistencia para tratar de identificar puntos vulnerables

La nueva Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas comienza a operar oficialmente este jueves. Según el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, su objetivo será mejorar la capacidad de respuesta ante la inmigración y los retos de seguridad. Es decir, para poder anticiparse a grandes movimientos migratorios como los que se han vivido durante 2015 y 2016.

"El día de hoy marca un hito en la historia de la gestión de las fronteras europeas. A partir de ahora, la frontera exterior de la UE de un Estado miembro es la frontera exterior de todos los Estados miembros, tanto legalmente como de forma operativa", ha indicado Avramapoulos desde el cruce fronterizo Kapitan Andreevo, entre Bulgaria y Turquía. Este jueves se ha celebrado allí la ceremonia de lanzamiento oficial de este nuevo organismo que, ha explicado el comisario, "permitirá a la UE estar mejor equipada que antes para hacer frente a la inmigración y a los desafíos de seguridad".

El nuevo cuerpo "hace realidad los principios de responsabilidad y solidaridad compartida entre los Estados miembros de la Unión", ha explicado el comisario. "Esta es exactamente la respuesta europea que necesitamos para los desafíos de migración y seguridad del siglo XXI".

Apoyo a países no-UE

"No podemos predecir en qué lugar de Europa puede surgir un nuevo problema. Hace dos meses fue en Finlandia, donde mil emigrantes irregulares lograron cruzar desde Rusia y llegar a Laponia", ha advertido Avramapoulos, que también ha señalado que la nueva agencia incorpora mecanismos más fuertes para asegurar los derechos fundamentales de los emigrantes. "Hemos mostrado lo que podemos conseguir cuando la Unión Europea actúa junta y unida. Es ahora nuestra obligación y responsabilidad seguir aportando resultados en todos los aspectos de la emigración", ha dicho.

Por su parte, el director de la nueva agencia, Fabrice Leggeri, ha afirmado que este organismo es más fuerte, está mejor equipado y tiene más competencias que Frontex, la Agencia Europea de Control de las Fronteras Exteriores que venía funcionando desde 2005. "Ahora será capaz también de ofrecer apoyo operativo a países no-EU vecinos que pidan asistencia en sus fronteras y compartir inteligencia sobre criminalidad transfronteriza con las autoridades nacionales y las agencias europeas, en apoyo de investigaciones criminales".

Para poner a prueba sus capacidades, el nuevo cuerpo europeo de fronteras y guardacostas llevará a cabo un "test de resistencia" de la frontera exterior de los Estados miembros entre enero y marzo del próximo año, con el objetivo de detectar "puntos vulnerables" antes de que se reproduzca la crisis de refugiados que ha desbordado a los Veintiocho.

Como el mandato de esta organización es nuevo, permitirá que si estas pruebas detectan fallos graves en la vigilancia y control de la frontera en un Estado miembro, el Consejo podrá tomar la iniciativa de desplegar el cuerpo fronterizo, aunque este país no lo haya solicitado.

La UE sostiene que esta medida no pone en duda la soberanía de los Estados miembros, ya que el país afectado deberá participar en el programa operativo del equipo que se despliegue en su frontera.