Dos refugiados muertos y dos heridos graves en un incendio en un campamento de Lesbos

Imagen del campo de refugiados tras el incendio.
Imagen del campo de refugiados tras el incendio. / Afp
  • Podría haberse producido por la explosión de una bombona de gas que intentaba encender una de las víctimas, de 60 años, en una tienda de campaña en la que estaba con su nieto de 6 años, el segundo fallecido

  • El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha prometido hoy mejorar la calidad de vida de los refugiados en un campo en el que hay unas 6.000 personas, casi el doble de las capacidades facilitadas

Una mujer de nacionalida iraquí de 60 años y su nieto de 6 años murieron y otras dos personas resultaron heridas de gravedad en un incendio declarado la pasada noche en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Según los últimos datos de la policía ofrecidos esta mañana por los medios locales, los heridos graves son una mujer de 25 años y un niño de cuatro, que fueron trasladados en un avión militar a un hospital de Atenas. Otras diez personas fueron llevadas al hospital de Lesbos con quemaduras menores y un número indeterminado fue tratado por intoxicación de humo.

Por ahora se desconocen las causas del incendio, pero las primeras investigaciones apuntan a que podría haberse producido por la explosión de una bombona de gas ocurrida cuando la víctima mortal intentaba encenderla. La mujer tenía la bombona en una tienda de campaña en la que junto a ella se encontraba su nieto.

Escenario de enfrentamientos

El fuego se propagó con rapidez por todo el campamento pero pudo ser extinguido por los bomberos. Durante las tareas de extinción algunos refugiados se enfrentaron a la Policía. El campamento de Moria es repetidamente escenario de enfrentamientos entre refugiados y policía y en los últimos meses se han producido varios incendios, aunque hasta ahora sin víctimas mortales.

En las estructuras organizadas en Lesbos hay actualmente cerca de 6.000 refugiados, lo que supone casi el doble de las capacidades facilitadas. Se trata de personas llegadas después del acuerdo de devolución firmado entre la Unión Europea y Turquía en marzo pasado, y la mayoría está en espera a que se les tramiten sus solicitudes de asilo.

A este respecto, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha prometido hoy mejorar la calidad de vida de los refugiados. "Al igual que todo el pueblo griego, me siento conmocionado por el trágico incidente en Moria", ha dicho en un comunicado en el que transmitió su pésame a las familias de las víctimas y prometió que el Gobierno intensificará "aún mas" sus esfuerzos por mejorar la "seguridad y la calidad de vida" de los refugiados.