Gerry Adams anuncia que dejará la presidencia del Sinn Fein en 2018

Adams, en una imagen de archivo. /Clodagh Kilcoyne (Reuters)
Adams, en una imagen de archivo. / Clodagh Kilcoyne (Reuters)

Lleva al mando del partido desde 1983

COLPISA / AFP

El irlandés Gerry Adams anunció el sábado por la noche, al cierre del congreso del Sinn Fein, que en 2018 dejará la presidencia del partido que dirige desde hace 34 años.

"El liderazgo significa saber cuándo ha llegado el momento del cambio y ese momento es ahora", afirmó, visiblemente emocionado, entre los aplausos de una sala abarrotada, en Dublín.

A sus 69 años, el emblemático líder del nacionalismo irlandés fue reelegido por un año más para un último mandato, antes de un congreso extraordinario que tendrá lugar el próximo año y que permitirá la elección de un nuevo presidente y la emergencia de un nuevo líder.

Por ahora, no se postuló para sucederle. Pero la vicepresidenta del movimiento, Mary Lou McDonald, de 48 años, diputada del centro de Dublín, se perfila como favorita.

Sería un soplo de aire fresco porque no tiene vínculos con el IRA (el Ejército Republicano Irlandés), el desaparecido brazo armado del Sinn Fein, responsable de más de 1.700 muertes en las tres décadas de plomo del conflicto norirlandés.

Aunque Adams jugó un papel importante en convencer al IRA de que abandonase las armas durante el proceso de paz norirlandés y estuvo detrás del ascenso del Sinn Fein a segunda fuerza política en la provincia británica de Irlanda del Norte y tercera en Irlanda, muchos consideran su pasado una carga.

"Ir a las próximas elecciones con Gerry como líder lastraría nuestro crecimiento potencial", había declarado una fuente del partido al diario The Irish Times.

En el congreso del Sinn Fein, que tenía lugar en Dublín desde el viernes, se votaron varias mociones que tendrán un importante impacto en la orientación política y el programa de la formación, que se posiciona a la izquierda.

El viernes por la noche, se aprobó el principio de participación en el gobierno en Dublín como partido aliado, cuando hasta ahora sólo estaba dispuesto a hacerlo como partido mayoritario.

"El Sinn Fein quiere estar en posición de gobernar, en Irlanda del Norte como en la República" de Irlanda, había declarado el diputado Pearse Doherty el martes, precisando sin embargo que era necesario un programa en línea con las posiciones republicanas del Sinn Fein, especialmente sobre la cuestión de la reunificación irlandesa.

El congreso también adoptó una moción sobre la liberalización del acceso al aborto, todavía limitado en Irlanda a los casos en los que peligra la vida de la madre. Lejos de ser una cuestión unánime, varias mociones contrarias también serán sometidas a voto.

Defendiendo la moción adoptada, la vicepresidenta del partido, Mary Lou McDonald, afirmó que el Sinn Fein "no se desentendería de esta cuestión esencial para las mujeres".

Entre los invitados al congreso que tomaron la palabra había independentistas catalanes, que tienen el apoyo del partido irlandés.

La reunión congregó a más de 3.000 miembros y visitantes, lo que significa la mayor asamblea del partido, afirma el Sinn Fein.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos