Investigan un nuevo gran caso de pederastia en una ciudad inglesa

Theresa May./Archivo
Theresa May. / Archivo

Unas mil niñas han podido ser objeto de abusos sexuales durante 40 años

COLPISA / AFPTelford

El Ministerio de Interior británico anunció el viernes que investigará un nuevo gran caso de pederastia, este en la ciudad de Telford (centro), en el que unas 1.000 niñas pudieron ser objeto de abusos en casi 40 años. La investigación «expondrá lo que fue mal y servirá para aprender lecciones de cara al futuro», incluyendo «las respuestas institucionales a la explotación sexual infantil por redes organizadas», dijo una portavoz del ministerio.

«Fue un caso verdaderamente terrible en el que algunas de las personas más vulnerables de nuestra sociedad se convirtieron en presas de unos criminales despiadados», añadió la portavoz, entre una creciente indignación general a medida que se conocen las historias de las niñas. El caso recuerda a los de las ciudades de Rotherham, Rochdale, y hasta otras 9 localidades en las que ha habido detenciones de grupos de hombres conchabados para abusar de niñas vulnerables.

Hasta 1.000 niñas, incluyendo algunas de solo 11 años, sufrieron abusos y violaciones en grupo en Telford, una ciudad de 170.000 habitantes, según el periódico 'Sunday Mirror'. Tres personas fueron asesinadas y otras dos murieron en tragedias relacionadas con el caso, según la investigación de este periódico, que concluyó que la policía y las autoridades locales no investigaron apropiadamente.

El 'Sunday Mirror' reveló que entre las autoridades predominaba la idea de que las niñas eran «prostitutas», y que vigilar a los responsables, del sur de Asia, hubiera podido dar pie a acusaciones de «racismo». La primera ministra Theresa May dijo en el Parlamento el miércoles que este «horroroso» caso ha «impactado a todo el mundo». Una chica de 14 años explicó al periódico que fue captada con engaños y que sufrió innumerables abusos después de que su número de celular fuera vendido a unos pederastas. «Odiaba lo que ocurría y quienes abusaban de mí me daban asco, pero me dijeron que, si le decía una palabra a alguien, vendrían a buscar a mi hermana pequeña y le dirían a mi madre que era una prostituta», narró.

«Noche tras noche, me obligaron a mantener relaciones sexuales con varios hombres en restaurantes asquerosos de comida de rápida y en casas sucias». «Me quedé embarazada dos veces y aborté dos veces. Horas después de mi segundo aborto, uno de mis abusadores se me llevó y fui violada por más hombres», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos