Camaleño estrena un nuevo tramo de vía ferrata

directo

El nuevo tramo de la vía discurre justo por encima de este puente tibetano. / Alberto Aja

  • El itinerario lebaniego ha inaugurado esta semana un nuevo trayecto de "alta dificultad" denominado K5

  • "Es para la gente que le gusta la caña", explica Óscar Sebrango, de PicosXtreme

"Es para la gente que le gusta la caña". Toda una declaración de intenciones. La vía ferrata de Camaleño ha inaugurado oficialmente esta semana un nuetro trayecto en su itinerario. Se denomina K5, un tramo de alta dificultad. Óscar Sebrango, de PicosXtreme, lo conoce muy bien. De hecho, acaba de bajar con un clientes cuando explica a este periódico el porqué de este nuevo aliciente. "Se buscaba dar un nuevo impulso a la instalación, por eso el Ayuntamiento decidió dar una vuelta de tuerca".

Para los que no estén familiarizados, una vía ferrata es un intenarario equipado con cables, peldaños y otros dispositivos para que el usuario pueda ascender por la montaña de forma segura. Es como escalar pero siempre anclado a un seguro que evita la caída. Aunque el acceso es gratuito, es necesario casco, arnés y un disipador de energía, que es el aparato que se aferra a la llamada 'línea de vida'. Con estos tres elementos el riesgo se reduce prácticamente a cero.

Croquis de la vía ferrata de Camaleño.

Croquis de la vía ferrata de Camaleño. / PicosXtreme

La vía de Camaleño, situada en el pueblo de Los Llanos, consta de 3 largos. Los dos primeros son de iniciación, aunque en el primero hay "un paso técnico". El tercero cuenta con tres posibilidades: la primera consiste en cruzar un puente tibetano seguido de una zona de tres extraplomos considerando como K4 (la dificultad va del K1 al K5, el máximo); la segunda es una escapatoria que sube vertical hasta la cumbre y que no presenta dificultades (K2); y la tercera, opción que se ha estrenado oficialmente esta semana, es un recorrido "en travesía muy difícil (K5) que va al borde del techo con 2 pasos en libre (en los que es necesario escalar) y fuertes extraplomos solo recomendada para gente que tenga nociones de escalada", explica Sebrango. Una vez se llega a la cima se puede bajar cómodamente por un sendero.

La nueva atracción es un aliciente más para los amantes de la montaña, que pueden experimentar la sensación que aporta la escalada pero de una forma completamente segura.