Mitsubishi L200, un auténtico multiusos

Mitsubishi L200, un auténtico multiusos

  • Un vehículo ambivalente que se adapta tanto al uso ciudadano como al industrial o rural

El nuevo “pickup” Mitsubishi L200 se beneficia de las seis décadas de experiencia y conocimiento del mercado con que cuenta la marca nipona tras cuatro series sucesivas del L200 que, en total, han acumulado un volumen de producción de más de 4 millones de unidades en los cuatro últimos decenios.

La quinta serie del L200 es la expresión más reciente del nuevo concepto de “pickup multiusos”, enfocado en satisfacer mejor las necesidades cada vez más diversas de los usuarios de este tipo de vehículos, que demandan cada vez más diseño, comodidad, facilidad de conducción, equipamiento y durabilidad.

En el nuevo L200 se aprecia mayor calidad de materiales y un mejor aislamiento para reducir el nivel sonoro.

Mejor calidad

En el nuevo L200 se aprecia mayor calidad de materiales y un mejor aislamiento para reducir el nivel sonoro.

El nuevo L200 destaca por su nuevo diseño de doble cabina, con el que se logra un muy buen coeficiente aerodinámico (Cd de 0,40), para obtener una excelente relación peso/potencia de 10,36 kilos por caballo. Al mismo tiempo, ofrece ahora mayor amplitud del habitáculo dentro de unas dimensiones globales compactas (5,20 metros de largo) y una longitud de la plataforma de carga de 1,52 metros.

La plataforma también se ha hecho más profunda, con 475 mm para el nuevo L200 frente a 460 mm para el anterior modelo. Un diseño estructural con uso de planchas de acero de alta resistencia ha mantenido el peso dentro de límites razonables (solo 1.875 kilos para el modelo “Doble Cabina”), mejorando al mismo tiempo la capacidad de carga hasta un máximo de 3.100 kilos.

El Mitsubishi L200 incorpora un nuevo sistema de doble puerta, es decir cuatro puertas separadas. Las principales, en la parte delantera, se complementan con otras dos equivalentes ocultas (más pequeñas y con la bisagra hacia atrás) en la parte de atrás, lo que mejora la entrada y salida de personas y carga, sin obstruir el pilar central.

En comparación con el modelo anterior, todas las variantes del nuevo L200 incluyen una distancia entre ejes minimizada para ofrecer una longitud interior entre las más amplias de su categoría, sin sacrificar la capacidad de carga de la plataforma. Ello es evidente en la versión “Doble Cabina”, que ofrece un amplio espacio interior, proporcionando un amplio volumen de carga a cambio de una pequeña reducción (dos cm) de la longitud total.

Reseñar también el incremento significativo de la calidad percibida de los acabados del habitáculo, combinada con una mejor posición para el conductor y los pasajeros, la mejora de la comodidad de marcha o el mejor aislamiento de ruidos, todo ello para proporcionar una experiencia de conducción más cómoda.

Mejor postura al volante

En el interior también se aprecia un cambio apreciable en la posición de conducción comparada con su predecesor, con banquetas y respaldos de los asientos más anchos y largos, que permiten apoyos laterales más grandes. Otras mejoras muy visibles para aumentar el confort y la seguridad de la conducción, vienen por la utilización de un tapizado de los asientos más suave y de mayor elasticidad y el volante ajustable en altura y distancia.

El extremo del capó es ahora claramente visible, el nuevo diseño de los pilares de la carrocería reduce los puntos ciegos de visión delanteros, laterales y traseros, y los limpiaparabrisas son menos obstructivos (ahora planos).

Apoyando la mejora general de la calidad, el nuevo L200 hace un uso exhaustivo de materiales embellecedores de buen aspecto, como los paneles decorativos en negro y los detalles cromados para la consola del suelo, el panel central y en los interruptores de los elevalunas eléctricos o el selector de modo de tracción acabado, también en negro, en las versiones de tracción a las cuatro ruedas.

Menos gastador

El nuevo propulsor turbodiésel de 2,4 litros de cilindrada y 154 caballos de potencia, permite una reducción de las emisiones de hasta 169 g/km para el nuevo L200, con un consumo medio de gasóleo de 6,4 litros, muy poco para un vehículo de este porte y peso. Fabricado en aluminio, dispone de doble árbol de levas, cuatro cilindros y 16 válvulas, con inyección directa “common rail”.

La caja de cambios manual de seis velocidades de serie, también se ha renovado, siendo decisivas para mejorar las prestaciones y lograr un mantenimiento reducido; en opción, hay disponible una automática de cinco relaciones con levas para el cambio de marchas montadas en la columna de dirección.

Al mismo tiempo, se mantiene el sistema Super Select 4WD II (con reductora) con sistema de transferencia electrónica a través de un dial rotatorio; este sistema permite al conductor elegir la relación de transferencia más apropiada, según las condiciones de conducción y el terreno. Puede cambiar de tracción delantera a cuatro ruedas motrices sin detener el coche (es posible por debajo de 100 km/h), sea cual sea la superficie por la que se circule.

El nuevo “pickup” L200 conserva la configuración general de su predecesor en materia de suspensiones, con la delantera de doble brazo y muelles helicoidales, pero con unas barras estabilizadoras de mayor diámetro y más firmes. En el eje trasero la suspensión es mediante ballestas, que se han reposicionado y al mismo tiempo se ha incrementado su longitud.

Estas modificaciones proporcionan una mayor comodidad en carretera, así como mejor estabilidad fuera por los caminos de tierra. En la misma línea, se han optimizado la dureza de los muelles delanteros y traseros, se ha adoptado una relación de desmultiplicación menor y también la asistencia de la dirección, y se ha mejorado el sistema de frenada, con menor recorrido del pedal y menor esfuerzo.

Entre los numerosos sistemas de seguridad activa y pasiva del nuevo Mitsubishi L200, se encuentran el aviso de salida de carril, airbag de rodilla para el conductor (hasta un total de siete airbags disponibles), asistencia de estabilidad de remolque y sistema de ayuda al arranque en cuesta, como asimismo los grupos ópticos HID (con luces de posición led diurnas integradas y proyectores bixenon), para una mejor visión en conducción nocturna.

Están disponibles también la cámara de visión trasera o el sistema de llave con interruptor de arranque/parada de motor, el control de crucero con limitador de velocidad ajustable o el aire acondicionado automático. Estas nuevas características de seguridad se añaden a los ya conocidos controles de tracción y estabilidad, asistencia de frenada, ABS con sistema electrónico de distribución de la fuerza de frenada o la señal automática de parada de emergencia.