Nissan Pulsar, eficiencia máxima

Nissan Pulsar, eficiencia máxima

  • Nissan completa la gama del Pulsar, con nuevos motores, transmisiones y equipamientos

Desde 1990 las directivas de la Unión Europea, vinculantes para todos los estados miembros y los vehículos nuevos vendidos en ellos, establecen los umbrales máximos de emisiones de gases de combustión. Esas normas, que analizan cuánto monóxido de carbono (CO), hidrocarburos no quemados (HC), partículas y óxidos de nitrógeno (NOx) son liberados por el escape de los automóviles durante la conducción, han tenido una evolución fuertemente restrictiva sobre esos gases a lo largo del tiempo.

El último paso ha sido el que ha supuesto cambiar de la normativa Euro 5 a Euro 6 y que origina, en términos medioambientales, prácticamente igualar las emisiones del diésel a las de los motores de gasolina. Las emisiones relativas al monóxido de carbono o las partículas no se modifican en ese cambio de norma, en tanto que las de los hidrocarburos emitidos son semejantes en ambos tipos de motores.

Esta nueva versión dispone de un equipamiento con tapicería en combinación de piel y tela, nuevo sistema de información con pantalla táctil, sistema de navegación 3D, cámara de visión trasera, sistema anticolisión frontal y llantas de aleación.

Nissan Pulsar N-Connect

Esta nueva versión dispone de un equipamiento con tapicería en combinación de piel y tela, nuevo sistema de información con pantalla táctil, sistema de navegación 3D, cámara de visión trasera, sistema anticolisión frontal y llantas de aleación.

Todos esos cambios legislativos, suponen un coste añadido muy importante al precio final del vehículo (desde 1.000 hasta más de 3.000 euros adicionales, según modelos), por el uso de tecnologías muy sofisticadas para conseguir los objetivos marcados en reducción de emisiones contaminantes.

Sin embargo, en coches como el Nissan Pulsar no son necesarios sistemas complejos y costosos, sino que basta con incorporar a la línea de escape del motor 1.5 dCi un simple filtro. Se conoce como “trampa de óxido de nitrógeno o NOx” que, situado por delante del filtro de partículas (DPF), forma parte de un mismo elemento.

Además, la marca japonesa vuelca en el Pulsar su experiencia para dotarlo de motores más potentes y también muy eficientes, todos con el sistema más preciso de alimentación, con inyección directa de combustible y sobrealimentados con turbocompresores integrados en el colector de escape, para conseguir una respuesta más inmediata.

El motor de gasóleo del nuevo Pulsar, el 1.5 litros dCi de 110 caballos de potencia, ya está adaptado a la norma de emisiones Euro 6. Y se ha hecho no solo reduciendo hasta un 10 % sus emisiones de CO2 y su consumo, sino también con un incremento de 20 Newton metro del par máximo respecto a su predecesor, con 260Nm disponibles en una amplia gama de revoluciones: desde las 1.750 hasta las 2.500 vueltas.

Sistema de arranque y parada automático

Para conseguir esto, también dispone de un sistema Stop/Start de arranque y parada automático en retenciones o semáforos con un control electrónico más refinado que arranca el motor si el conductor gira el volante, evitando así el riesgo de bloqueo del mismo y con un motor de arranque reforzado.

Otros elementos claves para mejorar la eficiencia del motor son una bomba de aceite de caudal variable, un sistema que permite recuperar energía cinética a través del alternador cuando se está desacelerando y que se almacena en la batería.

El motor turbodiésel 1.5 litros de 110 caballos del Pulsar está ligado siempre a una transmisión manual de seis velocidades, con desarrollos de cambio enfocados a la reducción de emisiones y consumo. De hecho, el gasto medio de esta versión es, en todos sus acabados, de 3,6 litros y las emisiones de CO2, de 94 gramos por kilómetro.

Una tecnología de vanguardia se da cita en el 1.2 litros DIG-T del Pulsar. Con inyección directa de gasolina, turbo, este motor de cuatro cilindros con bloque de aluminio, es capaz de lograr un par máximo de 190 Nm a 2.000 vueltas y se mantiene en valores superiores al 95 % de la potencia disponible hasta prácticamente las 4.500 vueltas. Ese comportamiento da una idea de su flexibilidad de funcionamiento, una elasticidad que redunda en agrado de conducción y celeridad en las recuperaciones en cualquier tipo de recorrido, urbano o interurbano.

Respecto a un motor de potencia equivalente, por ejemplo, 1,6 litros de cilindrada, este 1.2 litros del Pulsar es capaz de reducir el gasto de gasolina hasta un 25 %, con una media de consumo de solo 5 litros y unas emisiones de CO2 de 117 g/km. Este motor va acoplado en la gama Pulsar tanto a una caja de cambios manual de seis velocidades como a una automática de variador continuo Xtronic con siete marchas.

La gestión electrónica de este cambio cuenta con más de 1.000 patrones de conducción diferentes, de modo que puede hacer que la caja se adapte a situaciones distintas, para que en carretera pueda trabajar de forma más deportiva ofreciendo más potencia; en tanto que en zonas de congestión de tráfico cambie automáticamente a un modo de ahorro de combustible.

La caja automática Xtronic admite tanto un manejo automático, en el que se suceden las relaciones de cambio sin intervención del conductor (modo D), incluso con un modo deportivo (Ds) como uno manual (M), mediante el accionamiento longitudinal de la palanca.

Una de las principales novedades del Pulsar 2016 es la versión N-Connect, llamado a convertirse en el modelo estrella de la gama gracias a su equipamiento que incluye: tapicería en combinación con piel y tela, el nuevo sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 5,8 pulgadas, sistema de navegación 3D, cámara de visión trasera, sistema anticolisión frontal y llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro.

Desde su lanzamiento el Pulsar ha sido uno de los vehículos más innovadores de la gama Nissan. Esta tecnología de vanguardia ha estado presente en forma de un buen número de características normalmente vinculadas a vehículos de gama alta o de lujo, como los sistemas que configuran el “escudo de protección inteligente”, una red de seguridad que controla los sistemas del vehículo y todo lo que lo rodea.

De este modo, es capaz de avisar de un riesgo de colisión con el vehículo precedente y, si el conductor no interviene, frenar por él; pero también de avisar de cualquier cosa que se esté aproximando al vehículo en 360º cuando está moviéndose a velocidades de maniobra de aparcamiento. Asimismo, puede identificar un cambio de carril involuntario, si se ha efectuado sin indicarlo con el intermitente, para que el conductor pueda rectificar la trayectoria; e, igualmente, mostrar la presión real de los neumáticos, indicando si está por debajo de la idónea.

Para mostrar las imágenes de las cuatro cámaras perimetrales con las que el Pulsar puede contar y que dan una visión directa de todo el entorno del vehículo, se utiliza la pantalla de 5,8” situada en el salpicadero. En ella se muestran dos imágenes, la obtenida por la cámara frontal y la situada en el portón trasero o las dos de los retrovisores, de modo que se puede tener una visión a vista de pájaro o más al detalle de cada una de ellas.

Además, el Pulsar dispone de elementos que hacen que la conducción sea más sencilla, como la llave inteligente que permite acceder al interior del vehículo sin necesidad de tener que activar ningún pulsador, por reconocimiento de proximidad o el botón de arranque, con la comodidad que supone poner en marcha el motor sin tener que sacar la llave del bolsillo.