Seat Toledo, notable mejoría

  • Más tecnología y mejor calidad de acabados, en el nuevo Seat Toledo

Tres años después de su reaparición en el mercado, la berlina compacta Seat Toledo recibe importantes mejoras a nivel tecnológico y aumenta considerablemente su calidad. Con la cuarta generación de este modelo, Seat continúa el legado del Toledo, combinando un amplio habitáculo, un alto grado de funcionalidad, elevada eficiencia y una muy buena relación calidad-precio.

La gama Toledo comienza desde los 16.680 euros en sus versiones con motores gasolina, mientras que los diésel tienen un precio de entrada en gama de 18.370 euros. Contemplando los descuentos de la marca por campaña de lanzamiento y financiación, además del Plan Pive, se puede acceder a un Seat Toledo (en sus versiones con motores de 90 caballos), con un equipamiento bastante completo, por un precio aproximado de 13.000 euros.

Manteniendo su fisonomía exterior con pocas pero significativas variaciones, los cambios principales afectan a las motorizaciones, con más potencia y cuya gama cumple rigurosamente con la normativa de emisiones EU6, y al equipamiento, que ahora incorpora mejoras propias de vehículos de categorías superiores.

En el habitáculo del nuevo Seat Toledo se aprecia una mejora en los materiales. Puede incorporar el sistema de conectividad que ya llevan otros modelos de la marca.

Más calidad

En el habitáculo del nuevo Seat Toledo se aprecia una mejora en los materiales. Puede incorporar el sistema de conectividad que ya llevan otros modelos de la marca.

En el exterior del nuevo Toledo destaca el diseño anguloso de los faros con tecnología led, junto con la parrilla de forma trapezoidal, la acentuada entrada de aire en la parte inferior y la línea horizontal de los pilotos traseros, también con leds. Además, llega el nuevo acabado Style Advanced y las versiones especiales FR-Line, con llantas de 17 pulgadas de diámetro y diseño exterior e interior específicos y de aspecto deportivo. Otro detalle significativo son los intermitentes laterales integrados en los espejos retrovisores.

El Seat Toledo, ya en su cuarta generación, mantiene fielmente sus señas de identidad. Con una longitud de 4,48 metros, destaca la capacidad del maletero, con un volumen de 550 litros, ampliable a 1.490 litros con los asientos traseros abatidos. La distancia entre ejes es de 2,60 metros, con lo que se consigue una gran amplitud interior para todos los pasajeros, mientras que las grandes dimensiones de las puertas permiten acceder fácilmente al habitáculo.

En el interior cambia el diseño del cuadro de instrumentación y del sistema de climatización. Además, se incorporan nuevos mandos para los elevalunas eléctricos, que a su vez suman la función automática de cierre. También, los mandos tienen ahora una nueva serigrafía y se han incorporado nuevas luces de ambiente que crean un interior más confortable.

Motores más eficientes

Toda la gama del nuevo Toledo -tanto los modelos de gasolina como los diésel-, está equipada con motores según la última norma de emisiones Euro 6, más eficientes en consumo y, por lo tanto, también exentos del pago del impuesto de matriculación. Entre los motores de gasolina, la oferta arranca con el propulsor 1.2 litros TSI de 90 CV -que rinde 5 CV más que la versión anterior-, alcanza 186 kilómetros por hora de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, con un consumo medio de 4,8 litros.

También cuenta con la nueva motorización gasolina 1.2 litros TSI de 110 CV, también con 5 CV más que la versión precedente. Equipada con sistema start/stop de arranque y parada automática del motor, en este caso la velocidad máxima es de 200 km/h y acelera de 0 a 100 en 9,9 segundos, con un consumo medio de apenas 4,9 litros. Con una cilindrada de 1.197 c. c., el motor TSI es un ejemplo de la introducción de propulsores más pequeños y ligeros con inyección directa y sistema de alimentación turbo para aumentar las prestaciones y, al mismo tiempo, lograr reducir los consumos.

El propulsor más potente de la gama es el 1.4 litros TSI de 125 CV (con 3 CV más respecto al modelo anterior de 122 CV). Alcanza una velocidad máxima de 208 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 9 segundos y un consumo medio de 4,8 litros. Las versiones equipadas con esta motorización incorporan el cambio automático DSG de siete velocidades.

En cuanto a la gama turbodiésel, parte del 1.4 litros TDI CR de 90 CV, que alcanza los 185 km/h y registra un consumo medio de 3,8 litros a los 100 km; en este caso, se puede escoger entre el cambio manual de cinco velocidades o el DSG de siete velocidades. Novedad absoluta en la gama es el motor 1.6 litros TDI CR de 115 caballos de potencia, que registra una velocidad máxima un poco por encima de los 200 km/h, acelera de 0 a 100 en solo 10 segundos y tiene un consumo medio de 4,2 litros de gasóleo en las versiones equipadas con sistema start/stop.

Por su parte, las suspensiones del nuevo Toledo han sido diseñadas y configuradas para imprimir un carácter más dinámico y seguro a la berlina compacta de Seat, mediante una combinación de soluciones largamente probadas: eje delantero independiente McPherson y barra de torsión en el trasero.

La nueva dirección electrohidráulica contribuye también a mejorar el control del coche, con una asistencia variable que disminuye conforme aumenta la velocidad de marcha para que el conductor “reciba más información” de la carretera a través del volante. Asimismo, el control electrónico de estabilidad ESC, que se incluye de serie, se ocupa de ofrecer un mayor nivel de seguridad en situaciones “delicadas” sobre firmes deslizantes.

El equipamiento del nuevo Seat Toledo recibe importantes novedades. Por un lado, llegan los nuevos sistemas de información y entretenimiento que incorporan pantallas de hasta 6,5 pulgadas con nuevas funciones disponibles, como el Full Link, bluetooth y USB integrado. En coordinación con el sistema Full Link, se replica el contenido del smartphone en la pantalla del coche, permitiendo el uso de aplicaciones de forma segura. Es compatible con los sistemas Mirror Link, Apple Car Play y Android Auto de Google, y permite compartir las aplicaciones del teléfono como mensajería, navegación, música o aplicaciones propias.

Sistema de radar Front Assist

Otras de las novedades es el sistema de radar Front Assist, que incluye la función de frenada en ciudad; observa el tráfico que circula por delante y en el mismo carril y puede evitar una colisión con el vehículo que nos precede. Si se identifica una situación de distancia crítica y riesgo de colisión a velocidades a partir de 30 km/h, el asistente emite una señal de advertencia acústica y visual y prepara al sistema de frenos para una frenada de emergencia inminente. Si el peligro de colisión persiste, el sistema activa automáticamente los frenos para reducir la velocidad de un posible impacto. El sistema Front Assist también asiste al conductor durante la frenada y se asegura de aplicar la máxima potencia cuando sea necesario.

La función de “frenada de emergencia en ciudad” es una extensión del sistema Front Assist que opera en situaciones de congestión vial urbana. A velocidades entre 5 y 30 km/h, la función reacciona con una frenada de emergencia en los instantes previos a una colisión. Asimismo, el nuevo Toledo 2015 viene equipado de serie con el sistema de “freno multicolisión”. Cuando el conductor ya no es capaz de intervenir tras un accidente, este sistema activa automáticamente los frenos del vehículo para evitar una colisión secundaria.

El nuevo Toledo está disponible con los acabados habituales, Reference y Style, a los que se añade un nuevo nivel de equipamiento, Style Advanced, que junto al Reference Plus, acaparará un buen número de las ventas. Así, por solo 1.000 euros más sobre el acabado Style, el Style Advanced ofrece las llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro, sensores de parking delanteros y traseros, sistema de apertura y arranque sin llave, tapicería mixta en tejido Alcántara, parrilla frontal específica y pilotos led traseros.

Por su parte, el paquete Reference Plus, por 1.460 euros más, incorpora llantas de aleación de 16 pulgadas, detector de fatiga, control de velocidad de crucero, retrovisores exteriores eléctricos y con calefacción, aire acondicionado y faros antiniebla.