Fútbol | Mundial

Sabella, entre la frustración y el orgullo

Sabella (i), junto a Messi.
Sabella (i), junto a Messi. / AFP
  • «Sólo nos faltó eficacia», asegura el seleccionador argentino

“Fue partido muy equilibrado, con vaivenes. Ellos tuvieron más posesión y dominio de balón, pero las ocasiones más claras fueron nuestras”, se lamentó Alejandro Sabella, que compareció con su medalla de plata colgada, tras caer en la final de Maracaná.

Aparentemente tranquilo, el seleccionador argentino achacó la derrota a la falta de pegada y a la mayor fatiga, pero se mostró orgulloso de sus jugadores, que ahora “se merecen el reposo del guerrero”. “Yo me siento uno más de ellos, no estoy por encima, y hay subcampeones que han hecho historia como Holanda y estos chicos ganaron al alcanzar la final después de 24 años sin que Argentina estuviera”, añadió.

“Nosotros jugamos una prórroga más y disfrutamos de un día menos de descanso. Felicito a mis hombres, que hicieron un Mundial extraordinario, de menos a más, y se dejaron todo. Más allá de la derrota, se pueden mirar al espejo y a los ojos y decir que dieron todo por su país. Estoy triste pero satisfecho porque es un grupo extraordinario”, insistió un agotado Sabella.

“Sólo nos faltó eficacia. La entrada de Agüero fue para cambiar la forma de jugar, ser más ofensivos y tratar de ganar sin ir a la prórroga. Pero son finales y cuando uno se equivoca no hay vuelta atrás”, remarcó en sus prolijas explicaciones.

Se detuvo en Messi. “Creo que se merecía el Balón de Oro porque jugó un gran Mundial. Fue un factor determinante para que llegásemos al final, pero hace tiempo que Leo está en el olimpo de las grandes.

¿El futuro personal? “De este asunto no quiero hablar y no tengo nada que decir. Quiero estar con los jugadores, con la gente de la AFA, con mi familia y descansar un poco. Los jugadores deben de ser muy bien recibidos en Argentina. Pasaron el Rubicón y lo entregaron todo”.