Análisis

Camerún se mira en el espejo de Robert Milla

Selección de Camerún. / Efe
  • camerún

  • Los Leones Indomables, encuadrados en el difícil grupo de la selección anfitriona, llegan a Brasil con el deseo de superar la fase de grupos, su límite tradicional

No parece que Brasil 2014 vaya a ver la mejor versión de los Leones Indomables. Camerún, la selección africana que más veces se ha clasificado para un Mundial, está llamada a ocupar un papel secundario en la cita que puede suponer el fin de una generación brillante. Encuadrada en el grupo A, con la anfitriona Brasil, México y Croacia, Camerún se presenta con un veterano Eto'o como gran estrella, referente del un equipo africano que tiene en el ataque su mejor arma, y en la defensa, su mayor debilidad.

Camerún no llega a Brasil en su mejor momento. A los Leones Indomables les costó entrar en el bombo de la Copa del Mundo. La fase de clasificación africana no es fácil. Requiere quedar primero de grupo en una liguilla con rivales complicados y superar finalmente una eliminatoria de dos partidos frente a otro de los primeros clasificados. Y Camerún no empezó bien. Se estrenó con una derrota ante Libia y con Togo y el Congo en el horizonte.

El inconsistente desempeño de los Leones Indomables durante la eliminatoria le costó el puesto al francés Denis Lavagne. La federación entregó entonces el mando al alemán Volter Finke, quien encarriló la clasificación. Finke comenzó su camino con la selección camerunesa goleando a Togo, empatando con el Congo y ganando a Libia. Cuando llegó la hora de jugar los 'play offs' contra Túnez, ya había recuperado a Eto'o para la selección, El jugador del Chelsea, en tándem con Achille Webo, del Fenerbahçe turco, garantiza agresividad al equipo. Song, Makoun y Enoh conforman el centro del campo de un combinado nacional para el que se ha preseleccionado a cinco jugadores que militan en equipos españoles -Nyom (Granada), Mbia (Sevilla), Son (Barcelona), Loe (Osasuna) y Bagnack (Barcelona B)- y que tiene en la defensa su talón de Aquiles.

Camerún ha ganado cuatro veces la Copa Africana de naciones (1984, 1988, 2000 y 2002) y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2000. Pero en las citas mundialistas cayó siempre en la fase de grupos, con excepción de Italia 1990, campeonato en el que llegó a octavos. Allí nació el mito de Milla, el espejo en el que se miran los cameruneses, el líder de los Leones en aquel mundial italiano que empezó con victoria sobre la defensora del título: la Argentina de Maradona.

Pero no será Brasil territorio idóneo para el rugir de Los Leones, por mucho que se apele al espíritu de Milla con la aspiración de superar el corte de la fase de grupos. La selección africana no es muy distinta de la de las últimas ediciones, con jugadores experimentados y curtidos en mil batallas. Y es precisamente su veteranía su punto débil: el Mundial puede ser el fin de una generación y el punto de partida para la renovación.

Estadísticas del equipo en el mundial

Partidos

  • Partidos 3
    • Jugados 3
    • Ganados 0
    • Empatados 0
    • Perdidos 3

Goles

  • Goles 1
    • A favor 1
    • En contra 9

Penaltis

  • Penaltis 0
    • A favor 0
    • En contra 0
    • Parados 0

Infracciones

  • Infracciones 81
    • Faltas cometidas 37
    • Faltas recibidas 39
    • Tarjetas amarillas 4
    • Tarjetas rojas 1

Acciones

  • Acciones 91
    • Remates 42
    • Asistencias 33
    • Fueras de juego a favor 12
    • Fueras de juego en contra 4